•  |
  •  |
  • END

Sami Khedira ya ejerce como madridista, después de firmar ayer el contrato que le unirá al Madrid por los próximos cinco años. El alemán vivió ayer un día frenético para tener todo listo, ya que hoy por la mañana tomará un avión rumbo a Los Ángeles para ponerse a la órdenes de Mourinho. Algo que, como confiesa a AS, le ilusiona: “Estoy deseando unirme cuanto antes a Cristiano y Kaká, y poder trabajar ya con el técnico...”

En los tests los galenos del club comprobaron el buen estado de su rodilla izquierda, que sufrió una lesión de ligamentos el 28 de marzo y le tuvo un mes de baja. Tras examinarle, el jefe de los servicios médicos, Carlos Díez, dio el OK al fichaje en la página web del club: “Ha llegado en perfectas condiciones. Las pruebas realizadas corroboran que tiene grandes cualidades y es todo un atleta”.

A las 15.40 horas llegó al Bernabéu para estampar su firma en el contrato y almorzar antes de desplazarse al Mirasierra Suites, su residencia hasta que encuentre casa y donde estará acompañado por su hermano, que habla castellano y ejercerá de intérprete.

Sami llega con fuerza y explicó a este periódico su fichaje: “Si el Madrid llama a tu puerta es imposible decir no. Es un desafío y creo que haré una buena pareja con Xabi Alonso. Nuestro gran objetivo este año es ir por la Champions”.

Pese al carrusel de emociones, Khedira no se olvidó de despedirse de los aficionados del Stuttgart a través de la web del club alemán: “Llevo a la hinchada en mi corazón. Antes del Mundial dije que seguiría en el Stuttgart, pero cuando apareció la combinación del Madrid y Mourinho, el mejor técnico del mundo, no me dejó alternativa. Espero que la afición lo entienda y me perdone”.