•   Londres / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El magnate chino Kenny Huang se perfila como el candidato con más opciones de adquirir el Liverpool y podría convertirse en propietario del club inglés en pocos días, según informó una fuente cercana al empresario.

“Tiene que llegarse a un acuerdo antes de que cierre el mercado de traspasos (el 31 de agosto)”, indicó alguien cercano a Huang, jefe del grupo de inversión QSL Sports con sede en Hong Kong.

Esa compañía ha mantenido conversaciones con el Royal Bank of Scotland desde hace algún tiempo sobre la deuda de 237 millones de libras (285 millones de euros) del Liverpool, un club puesto a la venta el pasado mes de abril.

“Huang ha hecho una firme propuesta. La dirección del club tiene que autorizar la venta y eso puede estar listo en unos días”, explicó la misma fuente, refiriéndose a Kenny como el “único candidato serio interesado en el club”, que además es “optimista” sobre los resultados de las negociaciones.

El empresario chino ha prometido hacer una fuerte inversión en la entidad inglesa que garantizaría el pago de la deuda y permitiría al nuevo técnico, Roy Hodgson, disponer de capital para elegir algunos fichajes.

“El club tiene una extraordinaria reputación pero no tiene la infraestructura para conservarla y hacerla crecer”, señaló. Huang está respaldado por uno de los fondos de inversión más sanos de Oriente Próximo y es ampliamente conocido en China por sus intereses en deportes como el béisbol y el baloncesto.

Prueba de ello es que el año pasado compró el 15 por ciento de los Cavaliers de Cleveland, de la NBA.

Promesas similares a las que ahora anuncia el asiático estuvieron en boca de los actuales propietarios de los “reds”, los estadounidenses Tom Hicks y George Gillet, pero muchas se han quedado sin cumplir después de tres años.

En estos momentos, el futuro de la entidad de la Premier League depende de que el Royal Bankz of Scotland (RBS), principal acreedor del Liverpool, apruebe o rechace la propuesta de Huang, pero en el caso de que no se le conceda ahora y tampoco haya otros candidatos potenciales, éste podrá volver a solicitar el préstamo en octubre.

El posible comprador fue ya vinculado al Liverpool en 2008, cuando finalmente desechó la adquisición de la entidad por considerar que los 650 millones de libras (783 millones de euros) en que se valoraba era una cifra demasiado alta.

Según la cadena británica BBC, el magnate estima el precio de esa entidad en unos 350 millones de libras (421 millones de euros), después de que Hicks y Gillett la adquirieran en febrero de 2007 por 219 millones de libras (264 millones de euros).