•  |
  •  |
  • END

A medida que baja la espuma festiva por la conquista de la medalla de Bronce en Puerto Rico, se trazan planes para formar el equipo que debe regresar en octubre a la isla de Borinquen a pelear su clasificación a los eventos del próximo año: el Campeonato Mundial y los Panamericanos de Guadalajara.

Obviamente, ansiamos ese pase para darle continuidad a nuestra presencia en los mejores torneos del orbe, y seguir buscando la consagración pero con equipos bien preparados, con los mejores talentos posibles, no sólo batallar dotados de inspiración.

Lo de Mayagüez fue espectacular. Un equipo sin la debida preparación y fogueo, hizo un trabajo extraordinario, y si se pretende alcanzar las metas en el clasificatorio venidero, deben hacerse cambios profundos y movimientos notables, especialmente en pitcheo.

Davis Hodgson debe reunirse esta semana con el ejecutivo de Feniba para entregar su reporte técnico y realizar sugerencias que deben tener respuestas casi inmediatas, especialmente con lanzadores.

En Mayagüez se tuvo problemas con el pitcheo desde el momento en que a José Luis Sáenz se le impidió viajar. Eso redujo en siete el staff de pitcheo y obligó a varios lanzadores a trabajar extras… Julio Raudez, Diego Sandino, Berman Espinoza, Mario Peña, se lucieron en este evento, mostrando su casta y ratificando lo buenos que son.

Otros quedaron en deuda por intermitencias, como Armando Hernández, Róger Marín y Jairo Pineda, pero mostraron voluntad y disposición para fajarse.

Para el próximo clasificatorio la nómina aumentará, y eso permitirá llevar más lanzadores, especialmente zurdos, que hicieron falta, a taponeros y gente que actúe en relevos medios.

Entre los nombres que figuran en la palestra para ser llamados están: Carlos Pérez, subcampeón de efectividad y máximo ponchador de la temporada pasada, y que labora en doble rol.

Hay un grupo de zurdos que han mostrado su calidad, como Justo Pérez, que como taponero pudo sacar outs en momentos precisos. En el “Pomares” salvó 12 y ha mostrado calidad en la Profesional. Oscar Chow es pitcher en evolución con buenos recursos. Están Juan Pablo López, Esteban Pérez… Habrá que llamar a Boanerges Espinoza e insistir en José Luis Sáenz, quien lanzó en Panamá, y Lenín Gazo, ganador de once juegos y con 1.79 de efectividad en el Pomares.

La idea de Davis es contar con el mayor número posible de lanzadores durante la preparación del equipo, que posiblemente realice juegos de fogueo contra Panamá.

Para el cuadro, se verá la evolución de Edgard López y las posibilidades de contar con Ofilio Castro... Podrían hacerse algunos movimientos de jugadores por rendimiento, como Justo Rivas, que está lento en la cobertura del bosque derecho, y que podría alternarse con Sandor Guido en la inicial. Sandor no dispone de ofensiva pero puede salir a defender en cierres de juego… Ernesto Garay podría reforzar el outfield.

De momento no se puede contar con los jugadores firmados con organizaciones de Grandes Ligas, porque no se sabe si les darán permiso, y también porque su presencia es cara. Por cada uno se debe pagar 6 mil dólares, y ese dinero hay que usarlo en algo más provechoso.