•  |
  •  |
  • END

¿Qué tipo de pitcheo se debe hacer para poder triunfar con estos Dodgers constantemente amordazados? Con tan poco apoyo por parte de una ofensiva que parece andar en silla de ruedas, Vicente Padilla necesita aproximarse a la perfección cuando enfrente hoy a los líderes del Oeste, Padres de San Diego, que utilizarán al zurdo Wade LeBlanc, ganador de cinco juegos por nueve reveses, y una efectividad de 3.49, casi igual al 3.47 del pinolero.

Cualquier tirador de los Dodgers se siente en peligro, porque permitir una carrera puede ser mortal, y eso fabrica una exagerada carga de presión. Fue una rareza que los Dodgers dispararan 14 cohetes y marcaran cinco carreras en respaldo de Kuroda la noche del lunes. Aún así, fueron vencidos porque el derecho japonés se derrumbó y los Padres, que no son destructivos y se especializan en ganar a pellizcos, respondieron también con 14 hits, anotando 10 carreras.

Billingsley, Kershaw, Padilla, han carecido de apoyo realizando grandes faenas mientras los Dodgers se han sumergido sufriendo seis derrotas consecutivas, hundiéndose dramáticamente mientras Gigantes y Rockies les pasan por encima persiguiendo a San Diego. En lugar de pólvora, ellos consiguieron al zurdo Ted Lilly, una vez ganador de 17 juegos, que no es un re-encarnación de Lefty Gómez, como lo demuestra su balance de 3-8, sin ganar a lo largo de cinco aperturas en julio, y 3.69 en carreras limpias.

Vicente, con 4-3, restablecido de una lesión que lo mantuvo fuera de acción casi un mes, necesita un fuerte cierre de campaña, y esta noche puede iniciar ese impulso que tanto deseamos antes de volver a verlo incursionar en el mercado de Agentes Libres. Lo clave es que tenga el respaldo ofensivo necesario.