• |
  • |
  • END

A sus 40 años, Marlon Abea ha demostrado que todavía es útil en el béisbol. Sus cifras y actitud el terreno han sido una clara señal de persistencia y calidad. Y si rinde en el “Pomares” y la Profesional, también podría hacerlo en la Selección Nacional.

“Si me convocan aceptaría reportarme al equipo”, dijo Abea. Sin embargo, fue explícito en reconocer que existe un problema que debe resolverse para que todo marche bien.

“Sí a la selección, lo digo con firmeza, pero antes me gustaría solucionar algunas diferencias personales con algunos técnicos que dirigen a la tropa”, admite el mejor catcher que tenemos a mano.

Según lo expresado por Marlon, la inconformidad radica en un aspecto de sentido común, de madurez. “Ese problema se resuelve hablando cara a cara como hombres maduros que somos, sin hipocresías. Yo estoy anuente a integrarme al equipo y trabajar por Nicaragua, pero quiero que me respeten”, afirma.

Abea empezó a sonar como un fuerte candidato a ser convocado a la Selección Nacional que en octubre estará en el Premundial de San Juan, Puerto Rico y que empieza sus entrenamientos a finales de agosto.

Es evidente que si la dirigencia del béisbol en el país pretende fortalecer la receptoría y contar con un bateador con cierta incidencia, entonces Abea debe estar entre las nuevas convocatorias.

“Puedo rendir, yo me he mantenido entrenando desde que terminó el “Pomares” y estoy en forma, así que llegaría listo para jugar”, indicó Marlon Abea, quien en el reciente Campeonato Nacional fue sublíder de bateo con .414 (94-227), además de ser el máximo robador con 15. Y en la Profesional con Granada registró .330 (59-179) con 35 impulsadas.

La última vez que Abea militó el seleccionado pinolero fue en el Premundial de 2008 en Venezuela, donde promedió .321 (8-28), con 4 anotadas y cuatro remolques.