• |
  • |
  • END

ROMA / ESPN

El partido amistoso contra Costa de Marfil, que se disputará el martes en Londres, es la primera ocasión para observar como se comporta la revolucionada selección italiana de Cesare Prandelli, repleta de jóvenes y con Amauri, Cassano y Balotelli como máximas estrellas.

Aunque se trata de un partido amistoso, el encuentro contra Costa de Marfil se vive en Italia con la máxima expectación, pues por primera vez se podrá ver en acción a la nueva "azzurra", donde han sobrevivido sólo nueve de los jugadores que disputaron el pasado Mundial.

El nuevo seleccionador Prandelli ha optado por convocar a los tres jugadores que el ex técnico Marcello Lippi se negó a llevar a Sudáfrica, recogiendo así las críticas de la mayoría de los aficionados y de la prensa especializada.

Ante la selección marfileña se podrá juzgar si las críticas fueron justas, ya que entrarán en el campo para formar un equipo muy ofensivo tanto el interista Marco Balotelli como el sampdoriano Antonio Cassano y como punta avanzada el brasileño nacionalizado Amauri.

Prandelli espera así dar a la "Azzurra" la calidad técnica y mayor fantasía que brilló por su ausencia en Sudáfrica.

"Mis decisiones se basan en la calidad. He intentado llevar a la selección jugadores con grandes dotes técnicas, como Cassano y Balotelli, y les he pedido responsabilidad", explicó el técnico.

La gran duda es cómo se comportarán los "chicos malos" del fútbol italiano, Cassano y Balotelli, que en el pasado campeonato han dado que hablar más por su comportamiento que por su buen juego.

En el estadio "Upton Park", de Londres, se examinará también el nuevo centro del campo, donde desaparecen completamente todos los veteranos de Lippi, a excepción del romanista Daniele De Rossi, y se pondrán ver nuevas caras como las de Angelo Palombo (Sampdoria) y Andrea Lazzari.

Tendrán una segunda oportunidad algunos de los jóvenes que fracasaron en Sudáfrica como Claudio Marchisio (Juventus), Riccardo Montolivo y Simone Pepe (Juventus).

La revolución continuará también en la retaguardia, empezando por la portería, que en ausencia del lesionado Gianluigi Buffón estará defendida por Salvatore Sirigu, mientras que la defensa estará compuesta por Marco Motta, Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini y Cristian Molinaro.

Aunque como en cualquier amistoso, Prandelli tiene previsto introducir varios cambios para probar a algunos de los nuevos nombres como algunos de los delanteros excluidos por Lippi, Marco Borriello (Milan) y Giuseppe Rossi (Villarreal).