•   Miami, Florida/ Especial para El Nuevo Diario  |
  •  |
  •  |
  • END

Cuando la mayoría de los equipos han jugado el setenta por ciento de sus encuentros en esta campaña 2010, aun no se ve claramente qué jugador puede ganar el premio al Novato del Año en la Liga Nacional.

Desde el arranque, los expertos en la materia pronosticaron que Jason Heyward ganaría de calle este codiciado premio, pero las cosas no serán fáciles para este jugador de los Bravos de Atlanta, quien estuvo en la lista de lesionados, a finales del mes de junio y que en los últimos partidos viene presentado problemas en una de sus rodillas, lo cual merma sus posibilidades en esta lucha sin cuartel.

El favoritismo de la prensa y los números de Heyward a través de 95 partidos, lo sitúan en una posición muy buena, pese a que sus números son inferiores a otros contendientes, 12 cuadrangulares, 51 carreras remolcadas y un promedio de .262.

Uno que ha brillado con luz propia toda la temporada es el lanzador mexicano Jaime García de los Cardenales de San Luis, dándose a respetar con sus envíos, 99 abanicados, su récord de 10-5 y una efectividad de 2.71 en 126.1 entradas lanzadas, lo proyectan como un buen contendiente a la hora de la elección.

Gaby Sánchez, de la Florida, se ha contagiado con la presencia de dos galardonados con el premio de Novato del Año en su mismo equipo, Hanley Ramírez (2006) y Chris Coghlan (2009), teniendo una campaña de ensueño y ser protagonista de su propio destino. Líder en dobles con 27, líder en imparables conectados 117, segundo en carreras impulsadas con 53, doce cuadrangulares y un promedio de bateo de .293 en 104 partidos, números similares a los de Coghlan el año pasado.

Uno que llegó tarde fue el joven de los Gigantes de San Francisco Búster Posey quien fue llamado a la gran carpa a finales del mes de mayo y desde entonces esta dando de qué hablar con el madero, tiene 8 cuadrangulares, 42 impulsadas y promedio de .345 en solo 63 partidos jugados.

Los números de John Axford de los Cerveceros de Milwaukee, están llamando la atención y es que sus 16 salvados en 18 oportunidades, mas sus 6 victorias con solo un revés lo ubican en la elite de los nuevos apaga fuegos en la gran carpa.

Muchos mencionan al fenómeno Stephen Strasburg de los Nacionales de Washington, quien en su debut el ocho de junio y en sus otras presentaciones ha logrado impresionar a todos los fanáticos del béisbol con su meteórica recta y su impresionante cambio de velocidad, pero sus números 5-3 y una efectividad de 3.07, en 58.2 entradas lanzadas no son suficientes por ahora.

Y entre los lanzadores no perdamos de vista al nicaragüense Wilton López de Houston (3-0, 3.33 efect.) y Mike Leake de Cincinnati (7- 4, 3.75 efect.), así como los bateadores Tyler Colvin de los Cachorros (17 hr, 40 ci) y Ike Davis de los Mets de Nueva York (15 hr, 54 ci). La lucha está cerrada.