•  |
  •  |
  • END

Para el zurdo Douglas Argüello tener chance de subir este año a las Mayores con los Astros, lo esencial decía el propio pitcher a EL NUEVO DIARIO hace algunos días, era indispensable mantenerse saludable. Y la verdad es que ha sido difícil cumplir ese requisito.

Argüello tiene apenas dos aperturas en los últimos 23 días con el Corpus Christi en la Liga de Texas de Doble A y suma solo seis entradas entre esas dos actuaciones, algo poco convincente como para hacer planes con este capitalino para que lo suban en septiembre cuando se amplía a 40 el roster de los equipo en Grandes Ligas.

Douglas había lanzado el 22 de julio y después de eso fue incluido en la lista de lesionados hasta que reapareció el primero de agosto en una apertura de cinco excelentes entradas para un hit y seis ponches, pero sin decisión ante el Midland, filial de los Atléticos.

Pero el pasado 6 de agosto hizo su última aparición y fue más preocupante todavía, caminó un episodio ante el Midland. Tras sacar el inning con ponche y un hit, fue relevado en la segunda entrada. Desde ese día le dieron siete días de reposo por problemas en su brazo, los que se vencen hoy pero todavía no aparece en los programa de abridores del partido de mañana.

A pesar de ese vaivén por lesiones, Argüello tiene cifras estimables en la campaña con un balance de 7-5 y 2.55 de efectividad con 36 limpias en 127 entradas, pero resalta también sus 100 ponches contra 47 bases por bolas otorgadas. Son números que llaman la atención pero no podrían servir mucho si continúa con los problemas en su brazo.

Ofilio Castro al fin está saliendo del hoyo con los Senadores de Harrisburg en Doble A. Aunque su promedio sigue siendo pobre (210 puntos), en los últimos 10 partidos ha dado un salto cualitativo importante, incidiendo además en los resultados de su equipo.

Este miércoles, el nica bateó de 2-1 con doble, una anotada y un remolque. Lo mejor es que en esos 10 juegos, Castro tiene promedio de 333, con nueve hits en 27 turnos, cuatro dobles, tres boletos, tres ponches, dos anotadas pero tiene siete remolques.

En tanto, Juan Carlos Ramírez que juega también en Doble A pero con el Reading. Fue sacudido este miércoles con seis carreras, siete hits, incluidos dos jonrones en apenas 2.2 entradas. Al menos salió sin decisión pero desmejoró su efectividad a 5.37.