•  |
  •  |
  • END

Su aparición en el montículo sigue impactando de forma insospechada. Eficaz como muy pocos. Anoche el nicaragüense Wilton Aristides López Sevilla alargó a 13 sus relevos sin admitir carrera, pero esta vez recibió un valor agregado a su labor de una entrada.

Fue premiado por sus compañeros, que anotaron cuatro carreras en el octavo inning, ante los Piratas para cambiar un adverso 0x1 a 4x1, y servirle en bandeja, algo muy merecido, la cuarta victoria al leonés con los Astros de Houston en las Mayores.

Quizás el nica no logre meterse entre los candidatos favoritos a ganarse la nominación de Novato del Año en la Liga Nacional en este 2010, pero lo que es inobjetable es que está probando que su utilidad pesa lo suficiente como para no pasar desapercibido ante sus rivales.

Anoche, López Sevilla mostró la frialdad con la que se ha caracterizado al asumir los retos en la función de primer relevo tras la salida del abridor, y así ocurrió ayer. Recibió el partido en desventaja 0x1, un marcador difícil, pero más aún porque se trataba de mantener el duelazo de pitcheo que lucieron los abridores, Ross Ohlendorf, de los Piratas –tiró 6.2 entradas para cuatro hits-,y el derecho de Houston, Brett Myers –una carrera en siete episodios-.

Entró en la alta del octavo y retiró la bateada casi sin complicaciones. Falló en rola al montículo al primer bate y jardinero central, Andrew McCutchen, dejó con el bate al hombro a José Tabata usando cuatro envíos, y aunque le disparó sencillo al izquierdo Neil Walker, el cuarto bate de los Piratas, Garrett Jones conectó un globo a segunda.

Tras ese episodio de 15 lanzamientos, 10 strike y cinco bolas, López Sevilla recibió un gran espaldarazo en el cierre del octavo, cuando los Astros anotaron cuatro por jonrón de tres carreras del panameño Carlos Lee y sencillo remolcador de Brett Wallace. Wilton o Aristides mejoró su efectividad a 3.19, con 17 carreras limpias en 48 entradas. Pero lo más importante es que en sus últimos 13 relevos, en los que resume 12.2 entradas sin admitir carreras ni limpia ni sucia, poncha a 14 rivales con el de ayer y admite solo ocho imparables, menos de uno por episodio. Wilton quedó con balance de 4-0 en 49 partidos relevados.

Los Dodgers fueron limitados a tres imparables y seis ponches por el pitcheo excepcional de Tim Hudson en ocho entradas pero los Bravos sufrieron mucho para ganar pues tuvieron que sacar con un solo swing el juego 1x0. El batazo de vuelta entera lo disparó Brooks Conrad. Para Hudson fue su triunfo 14 de la campaña, pero fue su quinta victoria en igual número de aperturas.

El derrotado fue Hiroki Kuroda (8-11), quien admitió cuatro hits, incluyendo el cuadrangular de Conrad, y una carrera en siete entradas.

En otro duelo emocionante, R.A. Dickey permitió sólo un imparable del pitcher Cole Hamels en la sexta entrada para guiar a los Mets a una blanqueada sobre los Filis de 1-0. La lechada fue la cuarta consecutiva de los Mets como locales contra los Filis. Dickey (8-5) se apuntó la victoria de los Mets, mientras que Hamels (7-9) cargó con la derrota de los Filis.

El partido entre Yanquis y Reales se suspendió cuando Kansas vencía 4x3 en el quinto episodio a los de Nueva York, en tanto Tampa cayó por blanqueada de 5x0 ante los Orioles.