•  |
  •  |
  • END

¿Cómo hizo el derecho de casi 30 años, Bryan Bullington, para salir de la nada y lanzar repentinamente como una reencarnación de Cy Young, amordazando a los Yanquis con pitcheo de sólo dos hits y ocho ceros? Completamente oculto en el anonimato después de haber sido obtenido por los Piratas hace ocho años encabezando el draft de Grandes Ligas, Bullington logró registrar desde la colina de los Royals de Kansas, la primera victoria de su carrera por 1-0, una noche después de la explosión de Alex Rodríguez descargando tres jonrones y llegando a 97 impulsadas.

Precisamente Rodríguez estuvo a punto de arruinar la faena de Bullington, estilo “Manolete”, con un batazo que fue fildeado espectacularmente por Gregor Blanco en el jardín central, evitando con su zarpazo, que zumbara sobre la verja. Bullington quien ponchó a cinco, presentaba balance de 0-7 en su carrera después de estar lanzando para Piratas, Indios, Azulejos y Royals entre 2005 y el momento actual.

La derrota yanqui frente a ese “Don nadie” del pitcheo, permitió a los Rays, vencedores de Baltimore 3-2 con estupendo trabajo del novato Jeremy Hellickson (3-0 y 1.35 con 18 ponches a lo largo de 20 entradas en sus primeras tres aperturas como big leaguer), acercarse a sólo un juego, mientras los Medias Rojas, doblegados 7-3 por el crecido y aparentemente imparable equipo de Texas, a punto de abrir ventanillas para vender boletos de postemporada. Pese a ese resultado adverso, Boston permanece amenazante a seis juegos.

Los Padres de San Diego, aferrados a la cima del Oeste en la Liga Nacional, obviaron la presencia del dos veces ganador del Cy Young, el derecho Tim Lincecum (11-7 y 3.62) en la trinchera de los Gigantes, y se impusieron 8-2 con pitcheo de Wade LeBlanc, el quinto jonrón de Yorbit Torrealba, tres cohetes de Miguel Tejada, y uno del nicaragüense Everth Cabrera, impulsando su carrera 22 y amaneciendo con 202 puntos durante una temporada de pólvora mojada.

El dominicano Ubaldo Jiménez, convertido en “as de espadas” de los Rockies de Colorado, vió esfumarse su victoria 18 de la temporada al naufragar el relevista Houston Street, pero los Rockies, con una estocada de Troy Tulowitzki en el fondo del noveno, triunfaron 6-5, aunque alejados ocho y medio juegos de San Diego. Así que Jiménez, quien ponchó a 10 en ocho innings, quedó con 17-3 y 2.59, metido entre Adam Wainright y Roy Halladay, otros dos formidables aspirantes al Cy Young de 2010.

Siempre humeante, Alberto Pujols alargó a 10 sus temporadas consecutivas disparando 30 o más jonrones, en un partido que los Cardenales perdieron 9-7 ante los prematuramente sepultados Cachorros de Chicago. Desde su debut en Grandes Ligas en 2001, ha estado encima de los 30 jonrones, con una aproximación a los 50, y de las 100 empujadas, un verdadero alarde ofensivo sin precedentes. Fue el jonrón 396 de Pujols, quien con 30 años, puede ser otro bateador con más de 700 jonrones si no se ve afectado por lesiones.


dplay@ibw.com.ni