•  |
  •  |
  • END

Un error de Pepe Reina al intentar salvar un gol en la recta final del partido dio al Arsenal la opción de empatar (1-1), un partido donde nunca mereció puntear. El Liverpool jugó con diez todo el segundo tiempo por expulsión de Joe Cole, que no pudo comenzar con peor pie su aventura en Anfield. No tuvo suerte Reina.

Hasta ese momento estuvo sobresaliente. Sacó dos balones de oro. Uno, impresionante a Theo Walcott, en el 73 en una falta directa. Otro, espectacular, en el 86 a un disparo de Rosicky. Sin embargo, no tuvo suerte en el 94, y en un balón colgado al corazón del área a Chamakh, acabó dentro de su cabaña al intentar sacarlo. Una pena para Reina, que había firmado un partido notable hasta ese momento.

El juego fue volcánico en el último cuarto de hora. El Liverpool jugó incluso algunos minutos con nueve. Expulsado Joe Cole, su compañero Agger se retiró aturdido tras un choque en el 81 y estuvo en la banda recuperándose cinco minutos. Entró como pudo, pues Roy Hodgson, el técnico del Liverpool, ya había realizado los tres cambios.

Con tanto revuelo e incidencia pasó más inadvertida la entrada de Fernando Torres, quien saltó al campo en el 74 en lugar del autor del gol de su equipo, N’Gog. El astro del Liverpool fue recibido con todo el público puesto en pie y escuchando su canción a coro por todos los hinchas de Anfield. Una buena noticia para los Rojos. La recta final del primer tiempo fue decisiva. Joe Cole, que debutaba en el Liverpool en la Premier, vio la roja directa. Una dura entrada absurda a otro debutante en el Arsenal, Koscielny, le mandó a la ducha antes de tiempo.

Defraudó el Arsenal. Intentó tener la pelota, pero Mascherano y Jovanovic, un tipo que seguro va gozar del apoyo de su gente por su pelea y entrega, dieron la cara a los ‘jugones’ del Arsenal. Por su parte el sábado, el campeón defensor de la Liga Premier de Inglaterra, Chelsea, inició en plan arrollador su participación en la campaña 2010-2011, luego de golear sin problemas 7-0 al West Bromwich Albion.

El marfileño Didier Drogba fue la figura del cotejo al marcar tres goles, mientras que el francés Florent Malouda anotó dos y el otro lo hizo Frank Lampard.