•  |
  •  |
  • END

El entrenador del Sevilla, Antonio Álvarez, estaba moderadamente satisfecho a la conclusión del encuentro de ida de la Supercopa. Superado en un primer tiempo más que discreto, su equipo supo rehacerse con entereza en la segunda mitad.

“El 3-1 es un buen resultado. Muy bueno, sobre todo tras el 0-1 de la primera mitad. No puedes estar tranquilo cuando delante tienes al Barcelona, pero sirve para coger confianza. Cuando estamos bien, somos muy peligrosos”, afirmó el entrenador del Sevilla. “No es que Romaric lo estuviera haciendo mal, pero necesitábamos otro tipo de fútbol. Necesitábamos pausa, que sí la tiene Cigarini”, amplió luego Álvarez, sincero a la hora de aclarar que “la alineación no se hace por capricho”. “Queríamos apretarle al Barcelona desde arriba. Al final opté por dos puntas porque teníamos que arriesgar. Si se perdía, había que hacerlo quemando las naves”.

También tuvo el preparador palabras de elogio para los buenos minutos de Álvaro Negredo. “No hay sobrecarga de partidos”, acabó asegurando. “¿Prioridad? Por lo económico, la Champions. Pero ganar un título también te da prestigio. No voy a dar prioridad alguna”.

Con moderada satisfacción se expresó también el presidente de la entidad, José María del Nido, el hombre bajo cuyo mando el Sevilla ha logrado seis títulos en los últimos cuatro años. “Lo primero que quiero hacer es felicitar a los 40.000 sevillistas que han venido al campo un 14 de agosto. Con esta afición todo es posible”, admitía el máximo dirigente del Sevilla, quien se refirió al asunto que tiene en vela al sevillismo, la posible venta de Luis Fabiano al Marsella. “Espero y deseo que Luis Fabiano se quede muchos años con nosotros”, indicó el dirigente andaluz. Al Sevilla le ha llegado una última oferta de los franceses por 12 millones de euros más tres por incentivos: “Se acerca la Liga de Campeones y no estamos en condiciones de alterar nuestra plantilla”.

Otro de los jugadores destacados del Sevilla, como casi siempre, fue Jesús Navas. Satisfecho por el homenaje que la entidad le ofreció en la previa del partido por haber ganado la Copa del Mundo, Navas indicó que “el resultado no es definitivo. Quedan 90 minutos en el Camp Nou que serán muy largos. Ellos tienen jugadores que en cualquier momento te pueden hacer un gol”. Kanouté, por su parte, expuso: “Nos llevamos un buen sabor de boca después de un primer tiempo en el que fuimos superados”. “Ahora partimos con ventaja, hemos sabido remontar pero nos tocará sufrir en la vuelta”, finalizó.