•  |
  •  |
  • END

Disparó su jonrón 30 por décima temporada consecutiva desde su debut como bigleaguer, y con 86 remolques, va rumbo también a su décima campaña de 100 o más. ¡Diablos, nadie lo ha hecho, ni Babe Ruth ni Willie Mays ni Hank Aaron! No sólo eso, el feroz artillero dominicano dominicano Alberto Pujols está peleando la triple corona, proeza que no ha sido conseguida desde 1967, cuando Carl Yastrzemski fue líder de la Liga Americana en bateo, empujadas y vuelacercas.

Pujols nació en 1980. Yastrzemski tenía 40 años y continuaba jugando para los Medias Rojas quemando por otras tres temporadas sus últimos cartuchos. Fue grande, pero no tan grandioso como Pujols, un auténtico potro sin freno atropellando el pitcheo enemigo.

El dominicano con .315 puntos, sólo 7 detrás del líder Joey Votto de los Rojos, es una amenaza; se encuentra al frente de los impulsadores con 86, superando por 5 al todavía inhabilitado Ryan Howard de los Filis, y le rasca la espalda al líder jonronero Adam Dunn de los Nacionales que ha disparado 31.

Mientras Pujols continuaba haciendo ajustes en busca de la perfección, los Rays de Tampa rescataron un juego de las brasas frente a los temidos Rangers de Texas y el mortificante zurdo Cliff Lee, para darle alcance a los vacilantes Yanquis de Nueva York, sometidos por el pitcheo de los Tigres de Detroit.

Texas se había adelantado 4-2 en el inicio del octavo y el as David Price estaba fuera de los colina de los Rays, cuando se le abrió el piso a Lee, y una ofensiva de cuatro carreras sellada con cohetes productores de Carlos Peña y Ben Zobrist, hizo girar la pizarra, asestándole a Lee su sexta derrota por diez triunfos, con 2.77 en efectividad.

Los Yanquis, atornillados el domingo por el pitcheo del desconocido Bryan Bullington, volvieron a ser amordazados durante seis entradas por Mark Scherzer de los Tigres, quién sólo les permitió dos imparables, y cayeron finalmente 3-1, al batear Derek Jeter para doble play con las bases llenas en el fondo del noveno inning frente al salvador de 23 juegos, José Valverde. Jonrones de Ryan Radburn y de Miguel Cabrera, su número 28, liquidaron a los del Bronx. En Atlanta, una vez más, el bullpen de los Dodgers hizo llorar a Joe Torre malogrando una ventaja por 3-1 heredada por Chad Billingsley, al facilitar tres carreras en el cierre del noveno, imponiéndose los Bravos 4-3. Hong Chih Kuo a quién le apuntaron las tres anotaciones, y Octavio Dotel, estremecido por el hit mortal disparado por Melky Cabrera con bases cargadas, fueron los culpables del hundimiento.

Un wild pitch y un triple de Jeff Franceour en el noveno, facilitaron una victoria de los Mets sobre los Astros de Houston por 3-1, después que Carlos Beltrán había jonroneado contra Wandy Rodríguez; en Chicago, Miguel Tejada conectó cuatro hits y empujó par de carreras en la victoria de los Padres de San Diego por 9-5 sobre los Cachorros, que podrían extender su sequía por otro siglo. No alineó Everth Cabrera.


dplay@ibw.com.ni