•   BOSTON  |
  •  |
  •  |
  • END

Normalmente, cuando Jonathan Papelbon, logra salvar un partido, tira la pelota a las gradas para así darle un recuerdo a un fan. Pero después de cerrar la victoria de los Medias Rojas sobre los Angelinos el miércoles en el Fenway Park, el derecho sabía que se iba a quedar con la bola.

Fue el salvamento número 30 de la temporada para Papelbon, lo cual lo convirtió en el primer lanzador en la historia de Grandes Ligas en llegar a dicha cifra en cada una de sus primeras cinco temporadas en la Gran Carpa.

En sus primeros cuatro años en Boston, Papelbon puso un estándar altísimo, siendo convocado al Juego de Estrellas en cada ocasión y nunca terminando con efectividad peor que 2.34.

Sin embargo, este año el derecho se ha visto más humano. Lleva 30 juegos salvados en 36 oportunidades, con promedio de carreras limpias de 3.14.

"Ha sido difícil", dijo Papelbon, quien desde 2006, en que salvó 35, siguió con 37, 41 y 38 la temporada pasada. "He tenido que aguantar mucho. He malogrado más oportunidades de salvamento que en cualquier otra temporada, pero también he podido reaccionar bien."

Algo que se vio claro en Papelbon el miércoles fue una gran recta de los dedos separados, algo que se veía con mucha frecuencia hace par de años. Parece que ha vuelto a dominar el agarre de dicho pitcheo.

"Fue bueno ver eso", dijo el manager de los Medias Rojas, Terry Francona. "Su split estuvo muy bien. Estuvo tirando muchos strikes. Puedes ver que cuando el split está bien y localiza la recta, es una buena fórmula."