• |
  • |
  • END

No hay más tiempo para seguir lamentando la derrota 1-0 frente Antillas Holandesas, lo único por hacer es rectificar los errores y mejorar la Selección Nacional para tratar de lograr un triunfo en el duelo de vuelta de las eliminatorias mundialistas, el 26 de marzo en Curazao.

Con ese propósito la Azul y Blanco regresa hoy a los entrenamientos con nuevas caras en la defensa, pues se suma Carlos Alonso, ex seleccionado y actual jugador del club de segunda división Vicente de la Cruz Padilla (VCP), y el delantero de Bluefields, Rudel Calero.

Ambos han confirmado su arribo a la Selección, pero también el cuerpo técnico, encabezado por su director, Mauricio Cruz, ha solicitado a la Federación Nicaragüense de Fútbol se llame a Róger Mejía, quien está en Brasil, pero en cualquier momento debe regresar al país.

“Debemos mejorar la defensa y creemos que nos pueden ayudar Alonso y Mejía, que entiendo no vino con la Selección por problemas económicos. Calero también llega pese a que tiene una herida en una de sus manos, pero eso no frenará su entrenamiento”, explicó Cruz satisfecho.

La Azul y Blanco tuvo muchos problemas --el 6 de febrero con los antillanos--
en la defensa, por lo mal que lucieron Mario Gastón y Eustace Martin.

De ahí la necesidad del arribo de Alonso y Mejía al campamento, pero en el ataque tampoco hubo resultados pese a las oportunidades claras de anotar. Por eso, la llegada de Calero.

“Vamos a corregir varios errores, cosas que se practicaron en Brasil y se les explicó antes del juego, pero botaron el trabajo en la cancha. Estamos hablando en jugadas de balón parado en falta y tiros de esquina. Varios con misiones específicas no las cumplieron, y otros que jugaron muy individualistas, tratando de ser los héroes”, agregó.

Los nicas trabajarán tres días a la semana, algunos días con doble sesión para conseguir la mejor condición física y táctica para el duelo de vuelta, donde será necesario un triunfo si se quiere avanzar a la siguiente fase de las eliminatorias y medirse a Haití.

Con el arribo de Alonso, Calero y la posible llegada de Mejía, no se convocó a Milton Bustos, Carlos González, José Ángel Carballo y Juan Carlos Narváez. Todos estuvieron en Brasil e incluso los dos primeros formaron parte de los 18 jugadores para el duelo del 6 de febrero.