• |
  • |
  • END

Albert Pujols pasó gran parte de 2007 jugando con molestias en el codo derecho, dolores que no tiene en sus planes soportar en la campaña de este año y de continuar optaría por subir al quirófano. Aunque los doctores que lo chequean no le recomiendan cirugía, desde ya el slugger muestra su cautela, pues no quiere asumir los mismos riesgos que lo persiguen desde que viene sintiendo las molestias desde la campaña de 2003.

“Es algo con lo que no quiero tener que lidiar, fue terrible el jugar el año pasado con esas molestias, en ocasiones no podía expandir los brazos, mucho menos batear”, expresó Pujols, quien a pesar de jugar lastimado bateó .327 con 32 jonrones y 103 remolcadas y el año pasado apenas faltó a cuatro partidos.

Sostuvo que en la actualidad no siente molestias y espera continuar de esta forma. Hace unas dos semanas que visitó al especialista John Andrews, quien lo ha estado tratando durante todo el período de receso, lo cual ha sido beneficioso por el tiempo que ha permanecido en descanso.

Recordó que desde 2003 esta molestia lo ha estado perjudicando todos los años, pero que se ha mantenido en acción a pesar de las molestias. “Lo último que quisiera hacer es operarme”, externó Pujols durante el encuentro con los comunicadores deportivos celebrado en el despacho del Secretario de Deportes, Felipe Payano.

La molestia de Pujols ha sido en uno de los tendones del codo derecho y de agravarse tendrían que practicarle la cirugía Tommy John. La campaña pasada fue su peor en lo relacionado a jonrones y remolcadas.

Oportunidades
de San Luis
Aunque los Cardenales finalizaron la campaña pasada con marca de 78- 84, la primera vez en los últimos nueve años que concluyen con foja negativa, Pujols consideró que las oportunidades son amplias de volver a ubicarse en los primeros planos en la División Central de la Liga Nacional.

Admitió que varios jugadores estelares ya se han marchado del equipo, como Jim Edmonds, Scott Rolen, David Eckstein, Ronnie Belliard, empero cuentan con un grupo de novatos que de seguro harán de los Cardenales un quipo competidor. Empero, a pesar de que este grupo ha partido, consideró que las oportunidades son excelentes para retornar a los primeros planos.

De su lado, Pujols dejó como cerrado el caso donde un grupo de periodistas de la ciudad de San Luis dijeron que debió haber sido incluido en el reporte Mitchel, lo que causó gran revuelo tras denunciar que un elevado grupo de peloteros ha usado esteroides.

“Dije lo que tenía que decir y lo que me correspondía hacer, pero es algo que de mi parte está cerrado y no quiero volver a tocar”, sentenció el jugador, quien dijo que recibió una “galleta en el rostro” cuando su reputación fue puesta en dudas por varios comunicadores.

“Debieron haber esperado a que el reporte hubiera salido a la luz pública y luego realizar sus comentarios, no fueron razonables con sus informaciones”, señaló Pujols, quien dijo que le buscaron un problema a él, su familia y la fanaticada que lo admira y apoya en gran parte del mundo.