•   Miami / END  |
  •  |
  •  |
  • END

Al llegar al sexto mes y último de actividad regular en las Grandes Ligas, llegan las ilusiones de muchos jóvenes de las ligas menores, y es que usualmente los equipos expanden sus nóminas de 25 a 40 jugadores, dándole oportunidad a los jóvenes a codearse con los veteranos.

Para nosotros las expectativas de este año son distintas ya que son varios los nicas que han destacado en las menores, y aunque Douglas Argüello llevaba una temporada que transmitía buenas señales, ahora es imposible meterlo entre los candidatos a subir a las Mayores por su lesión. Con Argüello fuera, todas las miradas se enfocan en Juan Carlos Ramírez para convertirse en el duodécimo pinolero en debutar en la gran carpa.

Argüello, quien pertenece a la organización de los Astros de Houston y viste la camiseta del equipo Corpus Cristo Hook en Doble A, se ha visto afectado por muchos problemas de salud en este cierre después de haber iniciado a tambor batiente, con récord de 7-5, una efectividad de 2.55 en 127 entradas y sus 100 abanicados, era un candidato idóneo para los encargados de evaluar a los próximos big leaguers.

En cambio Juan Carlos Ramírez, de 22 años, quien pertenece al equipo Reading Phillies, filial Doble A de los Filis, quizá pudiera recibir esa llamada tan esperada por muchos.

El Gerente General de los cuáqueros Rubén Amaro Jr., se ha impresionado tanto con el desarrollo del nica en las ligas menores que entre sus planes tiene tener en cuenta las evaluaciones de Juan Carlos que harán sus asesores de liga menor.

“Todo depende en que situación este el equipo en el cierre de la campaña, lo que más gusta es que está haciendo buen trabajo en los niveles que le hemos asignado durante todo el año. Es un jugador joven y valiente que lo único que necesita es un poco más de experiencia para llegar a las Grandes Ligas”, afirmó Rubén Amaro Jr.

Con el equipo Clearwater, Clase A, tuvo récord de 4 ganados, 3 perdidos y una efectividad de 4.06 en 64.1 de entradas lanzadas, mientras tanto que en la categoría Doble A presenta récord de 3 ganados y 4 perdidos.

“Ramírez está considerado entre los diez mejores prospectos de esta organización, su recta oscila entre 90 y 92 millas por hora, su slider lo está perfeccionando y lo que más me gusta es ese cambio de velocidad que bien pudiera dejar mal parado al mejor de los bateadores en la Liga Nacional”, destacó Amaro Jr., Gerente General de Filadelfia.