•   Miami, END  |
  •  |
  •  |
  • END

Los tradicionalistas se volvieron locos en 1993. Odiaban la idea. El ‘‘wild card’’ era malo para muchos, incluyendo al ex presidente George W. Busch, quien en aquel entonces era dueño de los Rangers de Texas, era una idea “necia” para el béisbol.

El wild card o comodín es el mejor segundo lugar de las tres divisiones de ambas ligas, el cual se gana el derecho de avanzar a los play off jugando con el equipo que tuvo mejor record de los tres ganadores de las divisiones.

Hoy por hoy, restando menos de un mes para que termine la temporada regular, los Yanquis y Tampa comparten el primer lugar, Los Gemelos de Minessota y los Rancheros de Texas son los líderes de las divisiones del Este, Central y Oeste, en la Liga Americana, respectivamente.

Mientras que en la Liga Nacional, los Bravos de Atlanta, los Rojos de Cincinnati y los Padres de San Diego puntean las divisiones Este, Central y Oeste, en su orden.

En el “joven circuito”, la cosa se ve complicada, porque aún no se definen el primer lugar del Este, tanto Nueva York como Tampa tienen buen elemento para ganar esta division. Boston quien se ha visto afectado por las lesiones de sus estelares durante todo el año ha recuperado terreno en los últimos días y ya esta ubicado a cuatro juegos detrás de los Yanquis y Rays.

En el ‘viejo circuito’, el equipo de los Bravos de Atlanta se ha mantenido en el primer lugar a lo largo de la campaña pese al empuje de Filadelfia, quien no ha corrido con mucha suerte debido a las lesiones de mucho de sus estelares. En la lucha por el ‘wild card’ son los Filis de Filadelfia y los Gigantes de San Francisco, quienes lideran el puesto de comodín, sin descuidarse de los Cardenales de San Luis, que están a un juego detrás de ellos y los Rockies de Colorado a cuatro juegos de distancia de la cúspide.

Han pasado 17 años de esta “loca idea” y es difícil imaginar la postemporada sin ocho equipos y una ronda adicional. Y, gracias al ‘‘wild card’’, la fiebre que causa la lucha por llegar a los ‘‘playoffs’’ sigue viva en varias ciudades donde el béisbol hubiese sido olvidado mucho antes del “Día del Trabajo”, que se celebra este próximo seis de septiembre en los Estados Unidos.

Después de todas las adversidades, los equipos que han ganado el ‘‘wild card’’, desde que este sistema entró en función (1995), han obtenido el título mundial en cuatro de las ocho ocasiones que un comodín avanza a la Serie Mundial, siendo los Marlins de la Florida el único equipo con dos títulos en 1997 y 2003.

Aún nada se da por hecho. En cuatro semanas de cerrada competencia, todo puede ocurrir, cualquier sorpresa se puede dar.