•   Londres / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El atacante español Fernando Torres proporcionó al Liverpool su primera victoria de la temporada, cumplida la tercera sesión de la Premier, marcada por el ritmo impuesto por el Chelsea, incapaz de mantenerlo el todopoderoso Manchester City, que encajó, en el campo del Sunderland, su primer revés.

Torres se ha convertido en uno de los emblemas del equipo de Anfield, impotente ante la paulatina fuga de estrellas. Steve Gerrard y el madrileño se reparten el liderazgo. No volvió la cara a la circunstancia el internacional español, que marcó el gol del triunfo y salió ovacionado de su estadio.

La victoria ante el West Bromwich (1-0) es la primera del Liverpool en el curso, que completa con un empate y con una derrota. Lejos de los tres triunfos del Chelsea, que mantiene el pleno de puntos.

Pero ni siquiera el City, con una significativa inversión, es capaz de ponerse a su altura. Con David Silva entre los suplentes cayó en el campo del Sunderland (1-0), que ganó gracias a un tanto de Darren Bent de penalti.

El Aston Villa recuperó el pulso tras el varapalo encajado el pasado fin de semana. Ganó al Everton (1-0), de las rentas del tanto obtenido por Luke Young a los nueve minutos. En el otro partido del domingo, el Birmingham desperdició una renta de dos goles en el campo del Bolton. El partido se le puso de cara desde el minuto cuatro, con el tanto de Roger Johnson. Craig Gardner aprovechó un centro de Cameron Jerome para firmar el segundo. Sin embargo, en el tramo final el cuadro local reaccionó.

Kevin Davies, de penalti, estrechó las distancias. Y Robbie Blake, a diez minutos del cierre, estableció la igualada.