•  |
  •  |
  • END

Ya se conocieron. Cruzaron miradas, un apretón de manos, aunque no de forma placentera. Fue lógico, mañana se harán daño en el ring, no son amigos, son rivales.

Los mexicanos Jesús Límones y Joel ‘Dinamita’ Juárez, comparecieron en la conferencia de prensa organizada por la Promotora Deportiva S.A. (Prodesa), ayer en el Casino Pharaohs Camino Real, al igual que los nacionales Román ‘Chocolate’ González, campeón mundial 105 AMB, y el ex monarca de las 135 libras, José ‘Quiebra Jícara’ Alfaro.

“Yo soy pegador y si Alfaro se pone a probar fuerza conmigo se cae. Creo que será una pelea interesante, pero la victoria se irá para México, de eso no tengo dudas”, declaró Juárez, quien asegura tener 25 victorias (23 KO), 10 derrotas y un empate.

Al percatarse de la amenaza de su rival y sentirse irrespetado en su propio país, José ‘Quiebra Jícara’, 23 éxitos (20 KO) y 6 reveses, reaccionó de la siguiente manera:
“Ya habrá su momento para ver si es cierto que pega, y si está capacitado para soportar mi castigo. A mí me gusta fajarme y si quiere guerra, pues guerra tendrá”, expresó el nicaragüense.

El otro azteca, Límones se refirió al combate con el campeón mundial pinolero de manera cómoda, sin temor alguno.

“Si sale a chocar estoy listo para eso, si quiere boxear igual, lo que puedo asegurarte es que conmigo no la tendrá fácil. Es más, no se sorprendan si supero a ‘Chocolate’, porque tengo un buen nivel para hacerlo”, indicó Jesús, un púgil de 19 años y balance de 16 triunfos (9 KO), una perdida y un empate.

Román, por su parte, se limitó a decir: “Yo no hablo mucho porque sobre el ring se hacen las cosas. Ya lo veré el viernes”. Ambas peleas serán a 10 asaltos.

Fernando Sánchez, presidente de Prodesa, anunció que el mexicano Felipe González será el nuevo rival de Moisés Solís, ya que Rafael Urías tuvo problemas migratorios. El valor de la entrada es de 400 córdobas.