•  |
  •  |
  • END

Nerys Espinoza, después de subir a la báscula y marcar 107.5 libras, al igual que el campeón Minimosca de la FIB, Luis Lazarte, está listo para la pelea de título mundial hoy en Argentina, en una contienda que al parecer están dadas las condiciones para que el nica se imponga, sin que eso signifique menospreciar al argentino.

Espinoza tendrá su tercer chance de ser campeón hoy ante Lazarte, un boxeador de 39 años y con 14 de andar en el boxeo profesional.

El argentino no es alguien a temer por su pegada, pues en sus 47 peleas ganadas sólo 18 han terminado antes del límite.

Quizá lo más importante es que Lazarte ya se mira desgastado física y emocionalmente, tal vez ya no está en plenitud como para hacerle frente a las exigencias de defender una corona teniendo a un rival 10 años menor que él y con una buena pegada.

Nerys tiene 20 nocaut de las 29 peleas que ha ganado, cinco derrotas y un empate.

La pregunta que se debe hacer es si la motivación y preparación de Nerys será suficiente para esperar un triunfo, tomando en cuenta que la experiencia y los recursos no están plenamente de su lado.

Ya dos veces Espinoza no ha podido obtener el título. La primera vez fue ante Roberto “La Araña” Vásquez hace cinco años en Panamá, donde perdió por decisión unánime en un combate que pudo ganar y hace dos años tuvo la misma suerte frente al mexicano Ulises “Archie” Solís, las dos peleas en 108 libras, igual que ahora.