• |
  • |
  • END

Distante, a miles de kilómetros, el argentino Osvaldo Rivero, apoderado del campeón mundial minimosca (108 libras) AMB, Juan Carlos Revecco, no esconde su respeto y precaución sobre la peligrosidad que representa el rival de su pupilo el 24 de octubre en Tokio, Japón, el nicaragüense Román ‘Chocolate’ González.

“Es muy fuerte, de eso no hay duda”, declaró Rivero cuando le consulté sobre la pelea. “Chocolate es más potente con su golpeo, pero Revecco es más boxeador”, agrega el manejador de la carrera del monarca.

Según el experimentado promotor boxístico argentino, el combate entre estos dos pequeños púgiles de características diferentes, pero dueños de una gran valentía en el ring, será una gran batalla.

“Será brava para ambos. Respeto mucho a ‘Chocolate, lo he visto pelear en varias ocasiones, pero Revecco también tiene una buena ofensiva y creo que quien tenga una mejor capacidad de asimilación saldrá con los brazos en alto”, admite Rivero.

El monarca minimosca AMB sostiene una férrea preparación para su duelo con Román, está consciente que será una prueba difícil, quizá la más arriesgada de su carrera.

Por tal razón, su entrenador Ricardo Brancamonte y su preparador físico, Diego Barros, diseñaron un plan exigente y coherente para soportar el ritmo que imponga el retador pinolero.

“Juan Carlos ha estado en sesiones de guanteo con varios peleadores profesionales, pero quien destaca es Jonathan Barros, un púgil categoría pluma (126 libras) que en marzo de este año enfrentó al cubano y campeón mundial AMB, Yuriorkis Gamboa y perdió por decisión unánime”, afirma Osvaldo.

¿Qué no debe de hacer Revecco frente a Román?

“No le conviene un choque frontal, porque ‘Chocolate’ es más fuerte. Él es inteligente y sabrá qué hacer, aunque creo que esta pelea puede resolverse de un solo golpe”, concluyó Rivero.

Román González llega invicto con balance de 26 (22 KO), mientras Juan Carlos Revecco tiene 25 (15 KO)-1.