•  |
  •  |
  • END

Nunca, un pitcher abridor de .500, equilibrado en victorias y derrotas, ha conseguido un Cy Young. ¿Será posible que el derecho venezolano de 24 años, Félix Hernández se convierta en el primer caso? Con balance de 12-12, muy distante del ganador de 20 juegos C. C. Sabathia, “as” yanqui, de Jon Lester 19-8 con Boston, y de los pilares de Rays y Tigres, David Price y Justin Verlander, que registran 18 triunfos cada uno, Hernández enfrenta esta noche a los Rangers de Texas, el equipo que más le batea y que lo ha derrotado tres veces.

Una buena noticia, es que ya clasificados los Rangers no utilizarán al zurdo Cliff Lee, reemplazándolo como abridor con Scott Feldman. Sin embargo, los artilleros de Texas le fabricaron 3, 5, 7 y 3 carreras en cuatro juegos, antes que Hernández por fin los sujetara el 17 de septiembre, apuntándose una victoria por 2-1.

Si Félix falla hoy, tendrá otra apertura el 3 de octubre, último día de la temporada, enfrentando al tirador de Juego Perfecto, Dallas Braden, de los Atléticos de Oakland.

Líder en efectividad con 2.31 por 2.39 de Clay Buchholz, el “estilete” de los Marineros de Seattle, parece inalcanzable en innings lanzados con 241, por 229 de Sabathia. Hoy, puede saltar en ponches sobre el líder Jered Weaver, de los Angelinos, quien lleva 229, apenas dos más que Hernández, un pitcher de seis recorridos completos, uno menos que el zurdo Lee y Carl Pavano.

El “paquete” de cifras que exhibe Hernández desde un equipo de último lugar, limitado a 59 victorias, impresiona, pero se piensa que necesita cerrar fuerte para poder fortalecer su pretensión de ser un raro ganador del Cy Young. Si queda atrás en balance, será muy difícil que logre prevalecer.

La valoración que se está haciendo de Hernández, engrandece tanto como el Himalaya, la actuación realizada por Steve Carlton en 1972. Con unos Filis catastróficos reducidos drásticamente a sólo 59 triunfos –el mismo número que tiene Seattle en este 2010-, el fabuloso zurdo logró 27 victorias con un resplandeciente 1.97 en carreras limpias y 310 ponches. Obviamente, mostrando desde los escombros de aquellos Filis, una triple corona tan autoritaria, fue seleccionado por unanimidad.

Carlton hizo lucir pequeño, al tirador de bola ensalivada, Gaylord Perry, ganador del Cy Young en la otra liga con 24-16, 1.92 y 234 ponches, y por supuesto, a los ganadores de 20, Fergudson Jenkins, Tom Seaver, Wilbur Wood, Mickey Lolich, Catfish Hunter y Jim Palmer. Esa puede ser, la más grande proeza lograda por un pitcher en largo metraje.

Hernández, que ganó 19 juegos en el 2009 con unos Marineros que se impusieron 85 veces, tiene dos triunfos y dos derrotas en septiembre.

Si consigue salir vencedor en esas dos últimas aperturas, sus posibilidades crecerán considerablemente, pero si queda con .500 de porcentaje, será muy difícil verlo atrapar el Cy Young de 2010, como caso único hasta hoy en la historia del béisbol.

Bruce Sutter con 6-6 y Mike Marhall con 15-12 lo lograron, pero eran relevistas, impactando con salvados y efectividad.


dplay@ibw.com.ni