•   Arlington / MLB.COM  |
  •  |
  •  |
  • END

Cuando los Rangers aseguraron su primer título de la División Oeste de la Liga Americana desde 1999, el máximo ejecutivo del club, Chuck Greenberg, estaba acompañado por el gerente general Jon Daniels en el Coliseo de Oakland.

El presidente del equipo, Nolan Ryan, estaba en su casa en Georgetown, Texas, viendo el partido decisivo ante los Atléticos con su esposa, hijos, nietos y otros. Hubo celebraciones por todos lados.

“Estoy bien orgulloso de este equipo”, dijo Ryan, miembro del Salón de la Fama por su carrera como lanzador. “Trabajaron mucho y fue un esfuerzo en equipo, empezando con la temporada baja, hasta los entrenamientos y la campaña regular. Se lo merecen. Estoy orgulloso de la organización entera”.

“Han sido 11 años”, continuó el ejecutivo. “Esperábamos volver a jugar un béisbol ganador y lo hicimos. Ahora pretendemos mantener este estándar y crecer aún más.”

Ryan, quien termina su tercera temporada como presidente del club, había pronosticado esto desde el principio. Fue él que dijo durante los entrenamientos que los Rangers ganarían 92 juegos. Fue él que afirmó que los Rangers tenían la calidad suficiente como para ganar su división. Texas lleva marca de 87-68 faltando siete partidos por jugarse, pero la cantidad de victorias ya no tiene importancia. Los Rangers cumplieron con el lema de 2010 en Texas de “Es Tiempo” al clasificar por primera vez en 11 años.

“Uno nunca puede anticipar cómo se darán las cosas”, dijo Ryan. “Antes de la temporada pensé que la lucha sería hasta la última semana. La verdad es que no pensé que estuviéramos con una ventaja tan amplia como para asegurarlo todo ahora.

“Estoy orgulloso de la forma en que se mantuvieron unidos los muchachos y cómo siguieron jugando duro durante las dificultades ofensivas. Son un equipo y siguieron luchando.” Ahora los Rangers esperan ver quién ganará el Este de la Americana para saber su oponente, que será o los Rays o los Yankees.

Pero antes de eso, hay alegría de sobra en los Rangers.