•  |
  •  |
  • END

Lo previsto. Contra las cuerdas, tan cortados y abrumados como Alfredo Escalera frente al golpeo de Alexis Argüello en Bayamón o en Rimini, los Medias Rojas no tenían escape. Murieron anoche, cayendo 5-4 ante los Medias Blancas soltando una ventaja de dos carreras conseguida con jonrones de J. D. Drew y David Ortiz, en tanto Rays y Yanquis, se imponían a Orioles y Azulejos por 5-0 y 6-1, quedando ahora concentrados en la lucha por el banderín del Este en la Liga Americana.

Con 87 triunfos, igual que los Rangers líderes del Oeste, ya garantizados para los Play Offs, los de Boston, afectados por lesiones que difícilmente les permitieron juntar en ciertos momentos sus cinco grandes escopetas monticulares, se vieron obligados a tirar la toalla quitándole intriga a la serie de tres juegos con los Yanquis cerrando la temporada.

Al mismo tiempo que Boston sepultaba sus esperanzas que estaban tan desfallecientes como las de nuestra clase trabajadora por alcanzar la canasta básica, el tirador venezolano Félix Hernández, realizando su apertura de calidad número 30, llegaba a 13 victorias por 12 reveses, al doblegar los Marineros a los Rangers 3 por 1. El formidable derecho, fortaleció sus pretensiones de obtener el Cy Young de la Liga Americana, retando al ganador de 21 juegos C. C. Sabathia, victimario de Toronto, y al “as” de Tampa David Price, que registra 19-6 con 2.73 después de los ocho innings sin carrera lanzando anoche frente a Baltimore.

Líder en efectividad mostrando promedio de 2.27; al frente en ponches con 232, superando por tres a Jered Weaver de los Angelinos; dueño del más largo recorrido en la campaña con 249 entradas y dos tercios; forjador de 6 juegos completos; y abrillantando más su actuación con 25 aperturas consecutivas llegando al séptimo inning, el venezolano provoca una gran impresión.

Los Rojos de Cincinnati, que contaron con el pitcheo fulminante del cubano Aroldis Chapman ponchando a dos de tres bateadores en el noveno, aseguraron su presencia en los Play Offs después de ausentarse 15 años, derrotando 3-2 a los Astros de Houston, en un juego en que el nicaragüense Wilton López, entró a dibujar otro cero, mejorando a 3.08 su efectividad. Con el triunfo rojo descartando a los Cardenales, sólo quedan dos incógnitas pendientes para la postemporada, el ganador del Oeste y el comodín en la Liga Nacional.

Ahí están los tenaces Bravos, que viniendo desde atrás con un jonrón de dos carreras disparado por Erick Hinske, derrotaron 3-2 a los Marlins, continuando con sus narices metidas entre Gigantes y Padres que batallan dramáticamente por el título del Oeste.

La pelea de los Bravos por ser el comodín del viejo circuito, le inyecta la cuota requerida de suspenso al cierre de la temporada que ofrecerá una serie encendida Gigantes-Padres, y otra de gran atractivo Bravos-Filis.

Los Dodgers que batearon como deberían haberlo hecho la mayor parte del tiempo durante una temporada que les resultó frustrante, descargaron cuatro jonrones para terminar de hundir a los Rockies de Colorado 9 por 7, mientras los duelos Padres-Cachorros y Gigantes-Cascabeles permanecían abierto.

dplay@ibw.com.ni