•  |
  •  |
  • END

Al terminar su carrera de 20 años en el fútbol, el arquero Sergio Chamorro nos dejó sus brillantes ejecuciones bajo los tres palos, además de un récord que es un verdadero reto, el de imbatibilidad.

El mejor portero durante la época dorada del Real Estelí, acrecentó su fama de cancerbero inexpugnable en el año 2005, al imponer récord nacional de más minutos sin permitir anotaciones, 749.

Chamorro inició la racha el domingo 25 de septiembre de 2005, con un contundente triunfo 3-0 de Estelí sobre Bluefields. Durante ese torneo de Apertura 2005, se alternó con Carlos Mendieta en la portería, y así fue esculpiendo una obra maestra que hoy luce como nueva marca nacional.

El récord anterior estaba en poder de Glen Omier, también del Estelí, en la campaña 1996-97, que lo dejó en 713, al ser perforado por el hondureño Samuel Padilla en un empate 1-1 entre Estelí y Masachapa, cuando el hondureño jugaba para los delfines.

La imbatibilidad de Chamorro también está registrada en los 636 minutos que hizo en esa temporada 96-97, cuando jugaba con el Ferreti. También tiene otras cifras impresionantes de 590 y 431 minutos inmaculados.

Fue el portero en los dos títulos nacionales ganados por el Walter Ferreti (en 1998 y 2001). Con Real Estelí estuvo bajo los tres palos en los títulos de 2003, 2004 y 2007. A pesar de tener aún cualidades para defender con dignidad su portería, decidió retirarse.

“Creo que he hecho cosas buenas e importantes en el fútbol, y ahora espero seguir aportándole de otra manera, porque vendrá otra etapa de mi vida que espero sea tan satisfactoria como ésta”, señaló Chamorro, considerado como uno de los mejores porteros del fútbol pinolero.

Sergio demostró muy buenas condiciones como portero desde temprana edad, por eso su carrera siempre fue en ascenso, como cuando fue convocado a la selección de fútbol de 1990 en Honduras, con sólo 19 años.

En Primera División debutó con el Walter Ferreti en 1987, contra el equipo de Chinandega en un triunfo 3-1 de los capitalinos, pero en el 99 fue contratado por el Real Estelí que dirigía Francisco Rojas.

Fue convocado también a las selecciones nacionales que participaron en las eliminatorias Mundialistas USA 94 y Alemania 2006. También fue internacional con la selección en las Copas de Naciones de la Uncaf de 1991 a 1997 y 2003, estuvo bajo el marco del equipo nacional en los Juegos Centroamericanos de 1990, 94 y 97, y participó en los Juegos Panamericanos de Cuba en 1991.

A nivel internacional, con Real Estelí enfrentó al Deportivo Saprissa, Liga Deportiva Alajuelense, Real España, Motagua y FAS de El Salvador.