•   RIO DE JANEIRO / Reuters  |
  •  |
  •  |
  • END

Zico, ex capitán de la selección de fútbol de Brasil, renunció el viernes al cargo de director ejecutivo del club Flamengo, luego de sólo cuatro meses en el cargo, y afirmó que las rivalidades dentro del equipo más popular del país le habían hecho la vida imposible.

“No es posible hacer lo que quiero con el Flamengo”, dijo Zico, considerado uno de los más grandes futbolistas de Brasil.

“He notado que mi presencia no ha sido favorable y ha causado descontento entre un montón de personas”, agregó el ex deportista en un comunicado publicado en su sitio en internet (www.ziconarede.com.br) en la mañana del viernes.

El ex astro sostuvo que no le era posible continuar en el club y agregó que sus detractores han criticado hasta a sus hijos para afectarlo.

“He sido atacado injustamente, principalmente a través de mis hijos, que no han estado involucrados en ningún momento, y esto va en contra de los valores y conceptos que aprendí con mi padre”, declaró.

“Hoy nació mi nieto Alberto, pero el Flamengo murió en mi corazón”, añadió Zico, que fue el director técnico de Japón en el Mundial de Alemania 2006 y que llevó al Fenerbahce turco a cuartos de final de la Liga de Campeones en el 2008.

El Flamengo ganó el campeonato brasileño el año pasado, pero está en riesgo de caer a la segunda división esta temporada.