•   Enviado Especial/END Carolina, Puerto Rico.-  |
  •  |
  •  |

Pocas veces se logra observar que el bateo de la Selección Nacional de Béisbol se convierta en un volcán en erupción. Por costumbre es el pitcheo que saca la cara en los torneo internacionales, pero ayer en el estadio “Roberto Clemente”, de Carolina, fue diferente.

Los bateadores pinoleros descifraron constantemente el pitcheo antillano. Se conectaron 17 incogibles para producir 8 carreras, mientras se permitían 4.

Marlon Abea bateó de 5-3 con un doblete, Jimmy González descargó 3 cañonazos en 4 turnos, Edgar López se fue 6-3 con par de dobles y Justo Rivas estuvo de 4-3, fue un desempeño de altura ante un pitcheo con su nivel de exigencia.

“Estoy feliz, aquí tienen a este viejo, como me dicen muchos, conectando la bola con autoridad. Yo dije que estaba bien afilado y que aún era capaz de aportar mi granito de arena a la Selección”, dijo Abea, que remolcó una carrera y anotó otra.

Jimmy volvió por sus fueros. “Contra Canadá no pude ayudar al equipo, pero esta vez pude hacer lo que mejor hago, batear. Lo importante es que ganamos y eso mismo intentaremos contra Cuba”, declaró González, quien empujó dos frente a Antillas.

El torpedero Edgar López reconoce que ha perdido agresividad en el plato, pero no deja de buscar como responder a la confianza de la dirección técnica.

“Fue una tarde productiva para mí, me sentí bien en el cajón de bateo y logré pegarle a la bola con sincronización. Ojalá que frente a los cubanos pueda hacer lo mismo”, manifestó el rivense, que impulsó dos carreras.

Finalmente Justo Rivas coleccionó tres sencillos en cuatro turnos.

Los bateadores nacionales actúan así: Eduardo Romero de 10-4 para .400; Edgar López .428, (7-3); Jimmy González, . 375 (8-3); Marlon Abea, .500 (8-4); Juan Carlos Urbina, .125 (8-1); Esteban Ramírez, .500 (8-4); Justo Rivas, un lujoso, .571 (7-4); Ronald Garth, .125 (8-1); Sandor Guido, .222 (9-2); Mario Holmann está de 2-1 y Renato Morales de 2-0.