•  |
  •  |
  • END

Lamentablemente, no hay lugar para todos en ese paraíso del béisbol que son los Play Offs. No es cierto que sólo existes si ganas. Lo digo porque vamos a recordar a estos eliminados Padres de San Diego, por la gran campaña que ofrecieron contra pronósticos, muriendo como decía Leónidas, por falta de sangre no de alma.

Con un pitcheo certero de Jonathan Sánchez (13-9 y 3.07), respaldado por cinco relevistas que apretaron tuercas en los últimos cuatro innings, los Gigantes aprovecharon una ofensiva de 11 cohetes destacando el jonrón 18 de Buster Posey, y asestaron a Matt Latos, un ganador de 14 juegos, su décima derrota, decapitando las esperanzas de los Padres al vencerlos 3 por 0, mientras los Bravos, aprovechando la dosificación del pitcheo de los Filis, que sólo permitieron dos innings de calentamiento a Cole Hamels, triunfaron 8-7, evitando la barrida y avanzando a la postemporada como un agregado al currículo de Bobby Cox.

El derecho Tim Hudson (17-9 y 2.83), quien fue agredido con cuatro carreras, necesitó el apoyo de Billy Wagner con su rescate 37, para apuntarse la más importante victoria de los Bravos en un año tan agitado, saliéndose del ataúd en las puertas del cementerio.

Ninguno de estos tres equipos tiene “cara de trabuco”, calificación sólo merecida por los temibles Filis, con estupenda rotación, buen taponeo y fiera ofensiva, favoritos, incluso, para avanzar a la Serie Mundial y ganarla, contra quien sea.

En los Play Offs, los Filis enfrentarán a los sorprendentes Rojos, con casi todos sus sectores envueltos en sospechas, excepto el bateo explosivo de Joey Votto, mientras los Gigantes, que dependen de la profundidad de su pitcheo abridor, encabezado por el dos veces ganador del Cy Young, Tim Lincecum, se verán las caras con los Bravos, seguramente en busca de una transfusión de sangre para revitalizarse.

En la Liga Americana también se descartó la posibilidad del juego extra al caer los Yanquis frente a los Medias Rojas 8 por 4 víctimas del trabajo monticular de John Lackey (14-11) y tres jonrones, dos de ellos disparados por Jed Lowrie, y triunfar los Rays de Tampa sobre Kansas 3-2 en batalla que se extendió a doce entradas con el salvamento 45 de Rafael Soriano en beneficio de Jeff Niemann (12-8).

Llegar a los Play Offs con el boleto de “comodín”, es un golpe al orgullo de los Yanquis, el equipo más costoso, construido para clasificar sin sufrimiento. Ahora los de Nueva York visitaran a los Gemelos en Minnesota para la realización de la primera serie al mejor de cinco. En tanto, los Rays van a chocar con los grandes y aceitados cañones de Texas, equipo que aunque cerró temporada perdiendo 6-2 con los Angelinos, cuenta con Hamilton, Guerrero, Young, Cruz, Cantú y Kinsler para sembrar pánico.

En Boston, con el Fenway Park registrando su lleno de graderías número 631 en forma consecutiva desde el 2003, los Medias Rojas fueron ovacionados pese a su eliminación afectada por constantes lesiones, que les impidieron contar con sus formidables cinco abridores funcionando al mismo tiempo.

Wilton López cerró la temporada con un efectivo relevo de 1.1 innings en los que ponchó a tres rivales y dejó su efectividad en 2.96, en el partido que los Astros le ganaron 4x0 a Chicago.

dplay@ibw.com.ni