•  |
  •  |
  • END

Dos malas noticias para los yanquistas: 1) Las tres veces que han avanzado a los Play Offs como “comodín” (1995, 1997 y 2007), han sido eliminados en el primer round, una vez por Seattle, y las otras dos por Cleveland; y 2) Después de cerrar perdiendo 8 de sus últimos 11 juegos, su pitcheo abridor –con excepción del zurdo Sabathisa- se ve tan sombrío, que el manager Joe Girardi ha estado durmiendo con su talón dentro del hielo, tratando de anestesiar su angustia.

Calma, no todo es fatalidad. Los Yanquis van contra Minnesota, un equipo que desde 2002, sólo les ha podido ganar dos de once juegos postemporada, y contra el que registran balance favorable de 54-18 en campaña regular durante ese recorrido, según el informe de Pat Borzi.

Agreguen esto: los Gemelos no tienen un Johan Santana en plenitud, y su rotación de tres brazos para la serie de cinco, la inicia el zurdo Francisco Liriano (14-10 y 3.62 con 201 ponches), con el derecho Carl Pavano (17-11 y 3.75) detrás, y el joven zurdo Brian Duensing (10-3 y 2.62) para el tercer juego.

Cifras en mano, que en caso de series cortas no son del todo definitivas, los Yanquis, con C. C. Sabathia (21-7 y 3.18), tendrán ventaja en el juego de apertura, antes de continuar con otro zurdo, el experimentado Andy Pettite, a quién se considera lo necesariamente restablecido, y depender, no de Burnett, sino de Phil Hughes, un raro ganador de 18 juegos no confiable, en el tercer duelo.

Algo más, Justin Morneau, pelotero de mayúscula incidencia, limitado a 81 juegos, no estará en acción, aunque el todavía dañino Jim Thome, el siempre encendido Joe Mauer, Delmon Young impulsador de 112 carreras, Jason Kubel y Danny Valencia, garantizan suficiente capacidad de agresión como respuesta al martilleo de Derek Jeter, Alex Rodríguez, Mark Teixeira y el super-crecido Robinson Cano, batallando por ser el Más Valioso con 319 puntos, 29 vuelacercas y 109 remolques. Así que, uno se apunta a los Yanquis para atravesar por vez primera una serie divisional como comodín, más allá de todo lo que pueda discutirse.

Como siempre, es un riesgo fijar favoritos en series tan cortas. ¿Cuántas barridas sorpresivas vemos en estos trayectos a lo largo de la temporada? Pienso que los Filis van a ganarlo todo. Están muy bien armados y se ven tan impetuosos como el ejército de César en las Galias. No creo en los Rojos con un pitcheo endeble. Los Rays de Tampa, pese a Cliff Lee, me parecen favoritos sobre el grueso cañoneo de los Rangers de Texas, encabezado por el campeón de bateo Josh Hamilton, quien disparó 32 jonrones y empujó 100; en tanto, el pitcheo de los Gigantes, con Lincecum al frente, respaldado por Jonathan Sánchez y Matt Cain o Madison Bumgarner, puede asegurar el avance a la serie por el banderín de liga, pasando encima de los Bravos de Atlanta.

Los Play Offs arrancan mañana con tres juegos: Rays-Rangers a las 11.37 am, Filis-Rojos a las 3.07 de la tarde y Yanquis-Gemelos a las 6.37 con el sol oculto.


dplay@ibw.com.ni

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus