•  |
  •  |
  • END

Los Yanquis llegan hoy al Target Field de Minnesota, un estadio al aire libre muy diferente al ruidoso Metrodome que fue escenario de tantas batallas postemporada como las de la Guerra del Peloponeso, tratando de hacer valer su poderío frente al pitcheo de Liriano, Pavano y Densing.

Único equipo con tres de los ocho grandes empujadores de la Liga Americana (el sub-líder por sólo una detrás, Alex Rodríguez 125, Robinson Canó 109 y Mark Teixeira 108), los Yanquis presentan en su line-up a cuatro artilleros con 24 o más jonrones (Teixeira 33, Alex 30, Cano 29, Swisher 29 y Granderson 24), en contraste con los Gemelos, que sólo exhiben al veterano siembra pánico Jim Thome con 25.

Aunque recientemente los Azulejos de Toronto conectaron 10 jonrones en una serie de cuatro juegos en Target Field, el promedio de ese parque es congelante: 1.43 por partido, sólo superado en dificultad por el Safeco Field de Seattle 1.28, el Coliseo de Oakland 1.33, y el Citi Field de los Mets 1.36.

Así que, con el vuelo recortado de las pelotas, ese parque será un fuerte reto para el poderío de los Yanquis, que les permitió respaldar a un pitcher de 4.19 en carreras limpias como Phil Hughes, pavimentándole la carretera para lograr 18 victorias.

Consideren que en 81 juegos, los Gemelos sólo se volaron las verjas 52 veces, por 90 como visitantes, y de los 9 cuadrangulares de Joe Mauer, sólo uno fue en casa. Se apunta en el informe del equipo de Minnesota, que Mauer salió al terreno varias veces a saludar al público, y pidió disculpas por su sequía en una entrevista televisada.

Delmon Young, el bateador más productivo de los Gemelos, con 112 remolques, disparó 6 de sus 21 estacazos de circuito completo en el Target.

Puede que la suerte de Minnesota contra los Yanquis en postemporada tenga un giro favorable este año, después de 0-5 en el Metrodome.

Se informa que los Gemelos han estado seis veces en los Play Offs desde que los dirige Ron Gardenhire, pero sólo una vez han avanzado a la Serie por el Campeonato de Liga en 2002. El manager parece estar más preocupado por el estado de una rodilla que ha molestado a Mauer, y la espalda de Thome, que por el riesgo de su pitcheo frente a un bateo muy presionante como el de los Yanquis.

Gardenhire va a extrañar al cerrador Joe Nathan, quien en pleno entrenamiento primaveral, fue sometido a una cirugía Tommie John, sin embargo, espera que Jon Rauch, salvador de 21 juegos y Matt Capas con 16 remates, respondan a las exigencias.

Los Yanquis necesitan en una serie tan corta, que el brazo zurdo de C. C. Sabathia, con costo de 161 millones y balance de 3-1 en la última postemporada, los coloque adelante hoy, mientras Girardi decide quién abre el segundo juego entre Andy Pettitte y Phil Hughes.


dplay@ibw.com.ni

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus