•  |
  •  |
  • END

Cuba y Estados Unidos son los equipos a los que más le cuesta ganarle a nuestra Selección de Béisbol, aunque en la relación de victorias y derrotas tenemos mejor balance contra Estados Unidos, nuestro rival de esta tarde en Ponce, Puerto Rico.

¿Qué necesita la Selección para sorprender a uno de los favoritos?..

Motivación. Ésa que repentinamente se escapó de la mano de Jimmy y del guante de Abea en el séptimo inning del partido contra Cuba. El juegazo que se les hacía a los cubanos terminó en el basurero, lo mismo que el ánimo del equipo, reducido a cuatro hits por el pitcheo venezolano.

De 53 juegos realizados contra Estados Unidos en todo tipo de evento, les hemos ganado 17 veces, ya sea a equipos universitarios o cargados de prospectos como aquel de Caracas en el 83, con McGwire a la cabeza.

En el nuevo siglo que vivimos, ya con bates de madera y profesionales nos hemos enfrentado diez veces a los estadounidenses y se les ha ganado cuatro, una por forfeit y dos por pitcheres zurdos. Es por eso la designación de Esteban Pérez, quien hace tres años en Río de Janeiro les tiró para una carrera en 4.2 episodios de relevo, con 5 ponches y dos boletos. Admitió 6 hits.

Pero Esteban necesita que el equipo se motive, como sucedió el viernes 9 de septiembre de 2005, cuando se derrotó a Estados Unidos 14x2, con ataque de 20 hits, entre ellos jornones de Marlon Abea y Ronald Garth con gente a bordo.

Era el Mundial de Holanda, y para ese desafío ambos equipos tenían balance 4-0. Se pensaba en Devern Hansack para enfrentarlos, pero Jorge Fuentes se decidió por Oswaldo Mairena, quien hizo un trabajo magistral en 6.2 episodios y Wilton López remató en los últimos 2.1.

Igualmente, por motivación fue que se les ganó en los Panamericanos de Caracas en que parecía que se les podría noquear, y se les ganó 9x5. En el Mundial de 2001, el zurdo Asdrudes Flores forjó una victoria 3x1, y en los Panamericanos de Santo Domingo, en 2003, Olman Rostrán los blanqueó 3-0, poniendo fin a una racha de 25 triunfos continuos de ese equipo. La Selección llega a este partido bateando para .277 (46-166), con 24 anotadas… Aunque no ha explotado, Justo Rivas es el mejor bateador nica, con .357 (5-14), es de los que les batea bien a los estadounidenses, incluso les ha conectado dos jonrones. Eduardo Romero promedia .350 (7-20), Edgard López mejoró a .333 (5-15), empuja 5, igual promedio de Abea (6-18). Jimmy, que se ha desanimado por los errores, promedia .316 (6-19). Holmann, que va otra vez de titular, lo hace para .667, pero en 6 turnos.

Nicaragua necesita ganar un juego para optar a un lugar en Guadalajara y dos para presionar al Mundial. Ése debe ser motivo para presionar hoy.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus