• |
  • |
  • END

No puedes facilitarle la posibilidad de adelantarse temprano, a un equipo como este de Filadelfia, tan implacable.

Ese error en tiro de Orlando Cabrera en el propio primer inning, encendiendo la luz verde para que Plácido Polanco anotara, fue aprovechado al máximo por el pitcheo autoritario del zurdo Cole Hamels, pilar fundamental en la postemporada de los Filis durante 2008, quien estuvo apretando tuercas inning tras inning a los artilleros rojos, asegurando el pasaporte para la final de la Liga contra los Gigantes.

Chase Utley jonroneó en el quinto, y con el marcador de su lado 2-0, Hamels se sintió sentado sobre el arco iris de la tranquilidad. No necesitaba más, y el marcador no volvió a moverse porque el relevo rojo, respondió con cuatro ceros finalmente inútiles.

¿Alguien vio al aspirante a la Triple Corona Joey Votto en esta serie? La fiera de los Rojos fue reducida a 100 puntos con sólo un hit, cerrando su actuación con un roletazo para doble play, mata-esperanzas en el noveno episodio.

La culpa de la mansedumbre de los Rojos la tiene Roy Halladay, quien les lanzó un no hitter, haciendo que se les olvidara como se batea. Hamels, los blanqueó anoche con faena de cinco imparables.