• |
  • |
  • END

Una serie de giros imprevistos, algunos de ribetes espectaculares, en los principales duelos de la fase final del torneo internacional de Billar Bola 10, ganado brillantemente por uno de los favoritos, Shane Van Boening, imprimieron una gran emoción entre el público asistente al Pool Ocho.

Naturalmente, lo más dramático fue la caída del zurdo Francisco Taylor frente al chileno Alejandro Carvajal, en un duelo muy equilibrado y excelentemente realizado, que llegó a estar 7-7, con la clientela cruzando los dedos. Taylor, habitualmente seguro en sus ejecuciones, falló una bola 7 que le hubiera permitido adelantarse, como si hubiera sido afectado por un parpadeo.

La derrota de Taylor por 10-8 golpeó al público y desvaneció las esperanzas de verlo avanzar a la final, mientras otra carta pinolera que había conseguido un llamativo crecimiento, Juan Mairena, era vencido 10-5 por el acertado mexicano Ignacio Chávez.

En lo referente a espectacularidad, la milagrosa recuperación de Shane Van Boening, arrebatándole al azteca Chávez con una racha impresionante de seis mesas, un juego que perdía 10-5, para imponerse 11-10 y colocarse de cara a la conquista del título, fue lo más resonante, robándose el show.

El canadiense Adam Smith, rotundo vencedor del chileno Carvajal, rebotó en la final contra la frialdad y maestría de Van Boening, quien se impuso 12-5, no dejando dudas sobre su superioridad.

Lo cerrado de los duelos estiró el tiempo y la entrega de trofeos se efectuó en horas de la madrugada, con el Pool Ocho todavía agitado entre discusiones, quedando la satisfacción de haber presenciado un torneo de alto nivel y muy bien organizado.