•  |
  •  |
  • END

De pronto, en un octavo inning de pesadilla, víctimas de un relevo suicida, los Rangers fueron desalojados del presente. La pregunta es: ¿Cicatrizará esta llaga con la que se acostaron después de perder una ventaja de 5-0 frente a los Yanquis, en la recta final de un juego que parecía enlatado? ¡Quién sabe!
En una noche tempranamente rasgada por los rugidos de dos cañonazos, el jonrón de tres carreras conectado por Josh Hamilton, y el doble remolcador de dos disparado por Michael Young, con los Yanquis atornillados durante seis entradas por el pitcheo zurdo de C. J. Wilson, el equipo de Texas se derritió y fue vencido 6-5.

Los Yanquis, que escucharon cómo Robinson Cano sonaba el despertador con su jonrón solitario contra el inspirado Wilson en el séptimo, salieron ruidosamente de los escombros en el octavo, aprovechando el estrepitoso derrumbe de un bullpen que antes de sacar el primer out con su cuarto brazo, había malogrado una ventaja de tres carreras, permitiéndole a los de Nueva York, darle vuelta al partido.

Mariano Rivera, 0-2 y 7.36 contra los Rangers, con una posibilidad de rescate tirada a la basura, se encargó de cerrar el juego con esa autoridad que no envejece en postemporada, anulando a Young y Hamilton con el empate en segunda.

Después que salió Wilson por infield hit de Brett Gardner y doble impulsador de Jeter en el octavo, el relevista Darren Oliver comenzó a cavar la fosa en que los Rangers sepultarían sus esperanzas boleando a Swisher y Teixeira para llenar las bases.

Washington trajo a Darren O´Day, quien fue estremecido por un cepillazo de Alex Rodríguez que abrió un surco frente al esfuerzo inútil de Michael Young en tercera, empujando dos y estrechando la pizarra 5-4.

Entró en acción un zurdo sacado de la oscuridad, Clay Rapada, con 4.00 en efectividad y 7 bases por bolas en 9 entradas. Cuchillada de Cano al centro empató el juego, y hit de Marcus Thames contra Derek Holland, colocó a los Yanquis en ventaja 6-5.

Previamente, sin darle tiempo de montar en su caballo, los Rangers atacaron a C. C. Sabathia, colocándolo contra las cuerdas en el propio primer inning.

Hamilton, campeón bate del circuito con 359 puntos, pero apenas un hit en 10 turnos frente al zurdo con cuatro ponches, jonroneó encima de la pared del jardín derecho estando Elvis Andrus y Michael Young en circulación por boleto y cohete.

Sin out, Texas estaba adelante 3-0, mientras Sabathia chequeaba su escopeta. El estelar yanqui continuó en problemas cuando vio llenarse las bases con dos outs y Jorge Cantú al bate.

En peligro de explotar salió a flote extrañamente, cuando un pitcheo alto que Posada no pudo controlar rebotó favorablemente facilitando el out de Nelson Cruz, que venía con la cuarta carrera y el rancho ardiendo.

En el cierre del cuarto, los Rangers volvieron a la carga con dos outs. Doble de Young con Matt Treanor y Elvis Andrus circulando por sencillos, amplió la ventaja 5-0. Pero los Yanquis, que arrebataron 48 juegos en la campaña, lo hicieron una vez más con ese operativo del octavo inning, mata ilusiones para los de Texas.


dplay@ibw.com.ni