•   BUENOS AIRES / DyN  |
  •  |
  •  |
  • END

Diego Maradona admitió esta noche que se cerró, como mínimo temporalmente, su ciclo como seleccionador argentino de fútbol.

"No tengo ninguna chance de volver, tendrán que cambiar muchas cosas para que vuelva, será más adelante. Hoy tengo las puertas cerradas de la Selección", reconoció Maradona, en declaraciones para Telefé.

Otros dos temas afrontó Maradona, ríspido como lo marca su naturaleza, aunque en la ocasión se expresó en una forma más moderada.

Por lo pronto, Diego ratificó que considera que el presidente de la AFA, Julio Grondona, le mintió y que el manager Carlos Bilardo lo traicionó.

"No estoy arrepentido, es más, cada día se me hace más carne", disparó el Diez.

Maradona dista de perdonarle al veterano caudillo de la AFA que lo felicitara por su tarea en general, apenas consumada la caída ante Alemania y la consiguiente eliminación en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica, para después evitar renovarle el contrato.

En cuanto al coordinador de las Selecciones Nacionales, Maradona es impiadoso porque está convencido de que debió haber renunciado en forma inmediata ni bien se dispuso su cesantía como conductor del plantel albiceleste.

El astro negó además haber tenido participación en negociaciones tendientes a favorecer la cotización de distintos futbolistas: "Yo no vendo jugadores".

Otro blanco ya habitual de Maradona fue Sergio Batista, quien quedó a cargo del grupo en forma interina y es el principal candidato para convertirse en su sucesor definitivo hasta el Mundial de Brasil 2014.

"Estoy un poco dolido porque lo que más duele es jugar con tres volantes de contención. Cuando yo era el director técnico y hablábamos de fútbol con Batista coincidíamos, entonces no entiendo", argumentó quien es considerado el mejor futbolista de todos los tiempos.