• Miami / END |
  • |
  • |
  • END

Bobby Cox y Lou Piniella, managers de mucha trayectoria en las Grandes Ligas, colgaron los spikes con el ultimo out en sus respectivos equipos durante esta campaña 2010.

Bobby Cox, dio a conocer sus intenciones de retirarse desde el inicio de la temporada, lo cual le dio un amplio margen de tiempo a la gerencia para buscar su sucesor. Fredi González quien fue despedido por los Marlins en el mes de junio, fue el seleccionado.

El 20 de julio de 2010, Lou Piniella anunció su intención de retirarse como manager de los Cachorros de Chicago a partir del final de la temporada. Sin embargo, el 22 de agosto de 2010, Piniella decidió renunciar después del partido de ese día, manifestando que quería estar al lado de su madre enferma.

Bobby Cox

Bajo la dirección de Bobby Cox, los Bravos ganaron el Este de la Liga Nacional durante 11 años consecutivos (1995-2005) con un promedio de 97 victorias por temporada durante su conducción. También cabe señalar que los Bravos ganaron por lo menos 100 juegos en cinco ocasiones durante este período.

Desde que reemplazó a Russ Nixon como manager de los Bravos de Atlanta en junio de 1990. Cox ha ganado 90 o mas juegos en 13 temporadas, ha sido reconocido como el Manager del Año en la Liga Nacional en tres ocasiones (1991, 2004 y 2005), y en una ocasión en la Liga Americana en 1985 cuando guió a los Azulejos de Toronto a su primera aparición en la postemporada.

En su hoja de vida Cox tiene récord de 2,504 victorias y 2001 derrotas, con un título de Serie Mundial, el cual ganó en 1995 cuando Atlanta derrotó a los Indios de Cleveland en seis partidos.

A todo esto debemos agregar el récord de más expulsiones para un timonel, 158 veces en toda su carrera, Cox había sobrepasado al líder John McGrow (131), el 14 de agosto del 2005.

Al momento de su retiro está ubicado en el cuarto puesto entre los managers más ganadores en la historia del béisbol. (Connie Mack 3, 731, John McGrow 2,763 y Tony La Russa 2,638)

Lou Piniella
A lo largo de toda su carrera como timonel, Piniella sólo tiene un título de Serie Mundial el cual alcanzó con los Rojos de Cincinnati en 1990, cuando barrieron en cuatro partidos a los Atléticos de Oakland.

Fue nombrado Manager del Año en tres ocasiones (1995, 2001 y 2008), siendo el año 2001, el más destacado cuando guió al equipo de los Marineros de Seattle a empatar el record de las Grandes Ligas con mas victorias en una temporada, con 116.

Piniella ha ganado más de 90 juegos en ocho ocasiones, está ubicado en el puesto 14 en la lista de los timoneles más ganadores con 1,835 victorias y 1,713 derrotas.

Famoso por su ira dentro y fuera del terreno, Piniella era un show cuando discutía con los umpires, tiraba los bates, su gorra visitaba constantemente el piso y las almohadillas fueron arrancadas más una vez de su posición original por este hombre que sentía correr el béisbol en sus venas.

Tanto Bobby Cox como Lou Piniella han dejado una marca indeleble en el juego de pelota. Y serán imborrables en la memoria de los aficionados por su tenacidad, honestidad, y persistencia a la hora de dirigir.