• |
  • |
  • END

¡Qué buena impresión provocó la ofensiva del Milán funcionando contra el Chievo el domingo! Marcó tres goles para edificar una victoria fortifica-ilusiones, con el poderoso Real Madrid esperándolos hoy en el Bernabeu, en duelo correspondiente a la primera fase de la Champions 2010-2011.

Dos goles de Pato y uno de Robinho, con Ronaldinho ofreciendo una estupenda demostración de flexibilidad, y el gran aporte de Ibrahimovic metiendo pelotas con sello de gol, encendieron las esperanzas a pocas horas del gran reto. El Milán pudo haber concretado más goles, pero el arquero del Chievo, Stefano Sorrentino, congeló varias oportunidades claras.

El periodismo italiano hizo sonar las campanas, casi ignorando que Christian Abbiati, también fue protagonista del juego defendiendo la cabaña del Milán como gato panza arriba, y que el gol del Chievo, con rebote desafortunado en Ibra, se logró aprovechando aberturas y cierre tardío en la defensa rojo y negra, lo que es muy grave frente a la voracidad ofensiva de éste Madrid en pie de guerra.

Partido interesante sí, pero no parece tan intrigante en lo que al desenlace se refiere. El Madrid que estamos viendo en pleno crecimiento, con el impresionante e imaginativo Mesut Ozil brindando en todo instante un curso de alta geometría, utilizando regla y compás, y el impulso huracanado de Cristiano Ronaldo, Higuain y Di María, bien respaldado por las gestiones de Xabi Alonso y Khedira, puede desarticular la defensa del Milán, necesitada de mayor rápidez para poder ganar en los anticipos.

Ronaldinho no va a poder disponer de los espacios para maniobrar que consiguió frente al Chievo, y seguramente Ibrahimovic, sometido a fuerte presión, tendrá que soltar la pelota lo más pronto posible. Robinho, todavía sin alcanzar la forma física que alcanzó en Suráfrica, está siendo utilizado como cambio, pero Pato, una de las exclusiones discutibles de Dunga, se encuentra respondiendo a las exigencias como hombre de area.

Claro, la zaga del Madrid, en la que no estará Ramos, es muy firme, como lo demuestra el hecho de recibir sólo tres goles en siete juegos, en el accionar de la Liga, certificando la capacidad para apretar tuercas de Arbeloa, Carvalho, Pepe y Marcelo, y el respaldo de Iker Casillas.

En el engranaje del Milán, la veteranía de Clarence Seedorf, necesita más fondo físico, el cañoneo largo de Pirlo sigue siendo respetado, en tanto la incidencia de Gatusso se hace sentir, y atrás, Nesta y Zambrotta deberán trabajar horas extras tratando de sujetar las proyecciones de Cristiano e Higuain, y las penetraciones de Di María, Ozil y Khedira. Tarea difícil, muy difícil.


Favorito sin discusión, el Madrid.

dplay@ibw.com.ni