•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

Román “Chocolate” González saltó al ring esta madrugada en Japón con la mirada puesta en su segunda corona de título mundial, su obstáculo era el mexicano Francisco “Chiquita” Rosas, quien en realidad no pudo con el feroz ataque del pinolero y sucumbió en dos asaltos después de haber visitado tres veces la lona en ese round.

El ex campeón de las 105 libras de la AMB, y ahora interino de las 108, siempre de ese organismo, erigió la victoria desde el mismo primer asalto ante Rosas que hace más de un año le había aguantado 12 asaltos en la segunda defensa de su corona anterior.

Esta vez, Román puso las cosas en orden con golpes arriba y abajo, sobre todo con ganchos a los costados, precisamente uno de esos, en la mitad del primer round estremeció al mexicano y dio claras señales de darse cuenta que la pelea sería muy diferente a la que protagonizaron estos mismos púgiles en febrero de 2009 en Oaxaca.

“Chocolate” mantuvo su golpeo arriba y abajo, sacó de balance un par de veces al mexicano con golpe de larga distancia dirigidos al rostro pero las cosas no pasaron a más. Sin embargo, el segundo asalto fue fatal para Rosas, quien cayó la primera vez en ese período por dos golpes con la misma mano, combinados arriba y bajo.

Con esa primera acción, no quedó la menor duda que la pelea quedó sentenciada y Román se mostró como un cazador listo para rematar y así lo hizo. Un vendaval de golpes, uno directo a la cara que le descompuso todo el rostro lo mandó a la lona una vez más y después de levantarse con más coraje que condición, solo pasaron unos segundo para que se repitiera la historia.

El round terminó al 1:38 minutos del segundo asalto para proclamarse bicampeón del mundo. De esta manera, González captura el título minimosca de la AMB, el segundo en su exitosa carrera, mejorando de paso su record a 27-0, con 23 nocauts. Rosas, en cambio, cayó a 21-8-2, con 12 nocauts.