•  |
  •  |
  • END

Justo Rivas, Esteban Ramírez y Juan Carlos Urbina fueron incluidos en la Selección Nacional de Béisbol como el factor productivo del conjunto, que busca su pase a la segunda ronda de la Copa Intercontinental de béisbol. Sin embargo, los dos primeros están en punto muerto.

Como tercero al bate, Esteban va de 6-0, con un ponche y una rola para doble play. Luce desesperado y no toma las mejores pitcheadas… Similar está Justo, el cuarto bate, quien está de 7-0, un ponche y todavía no saca la pelota del cuadro.

Distinto es Urbina, quien como quinto al bate conecta 3 hits en 6 turnos y recibe un boleto. Lo malo es que nadie está delante para remolcar.

Lo de Justo y Esteban es preocupante. A veces da la impresión de que no están a gusto en el torneo y quisieran regresar pronto, olvidando que su oficio es jugar.

Rivas, un pelotero que lleva trece torneos internacionales y .316 de por vida en 73 partidos, tuvo una ligera recuperación ofensiva en el Premundial de Puerto Rico (.357), después de discretas actuaciones en Panamá (.250) y Mayagüez (.250). Desde el año pasado ha decrecido su rendimiento, así como su velocidad en la cobertura del jardín derecho, por lo que se llegó a considerar su posible traslado a la inicial.

Ayer contra Holanda, su lentitud defensiva contribuyó a que se completara un triple y aunque sacó a un corredor en tercera sobre batazo corto, un segundo intento fue imposible, así como en muchos batazos cortos, mostró falta de velocidad en la cobertura.

Similar es el caso de Esteban, que viene de un discreto rendimiento en Puerto Rico (.176), donde sólo bateó 6 hits y se ponchó 9 veces. Está en su séptimo torneo internacional, en los que promedia .261 en 45 partidos.

Aún con esas deficiencias, el mentor Julio Sánchez los mantendrá en la alineación en esas posiciones, confiando en que contra pitcheo menos exigente, como el italiano y tailandés, logren ajustarse y comenzar a batear.

Lo positivo que se ha visto en los primeros desafíos es que los peloteros jóvenes, especialmente los del infield, se han destacado defensivamente y juegan como experimentados.

“Los jóvenes han perdido el miedo. Pareciese que los veteranos son los que están jugando en el infield, ellos están luciendo bien, en los dobles plays, hay que darle chance a todos. Quiero quitarles la presión, que agarren confianza. Lo importante es que los muchachos están enfocados en los resultados que se buscan”, dijo Julio Sánchez a los colegas de la nueva Radio Ya.

“Esperamos un poco más de Esteban, Justo, Juan Carlos… Ellos vinieron para aportar más ayuda y hacer más consistente al equipo y están más comprometidos”.