•  |
  •  |
  • END

Aunque estuvo muy lejos del equipo que dejó en el camino al Estelí en la fase regular, Diriangén venció 2-0 a un Real Madriz que lo único que hizo fue tratar de volver al nivel que lo metió entre los cuatro primeros lugares del Torneo Apertura, pero su juego intermitente, a ratos errático, le costó caro y salió con un duro revés de Diriamba.

Los blanquinegros se apoderaron de la cima de la Cuadrangular con estos tres puntos, logrados gracias a los goles de Remmy Vanegas, al minuto 14, y de Darwin Ramírez, al 30.

Los tantos llegaron por errores mortales de los somoteños, el primero en intento de despeje de un defensa que le quedó en las piernas a Remmy y éste remató el balón sin mayor apuro. El segundo también vino por una pifia en los tres cuartos de cancha y luego llegó un balón filtrado en los 16.50 para Ramírez que superó en un mano a mano al portero.

Pero no es que Diriangén tuvo un juego excepcional, lo cierto es que se acomodó al ritmo que le exigió el rival. Los somoteños que se mostraron fuera de ritmo y por momentos estáticos, le cedieron la iniciativa a los locales y solo por algunos chispazos del Madriz con un intento de juego agresivo, el partido no fue tan insípido en su primera parte.

Para el complementario el duelo tuvo su mejor momento en los primeros 15 minutos con Somoto yéndose encima del Diriangén, creando opciones pero sin lograr hacer daño con Miguel Ángel Sánchez y compañía. Los Caciques tuvieron chance de marcar el tercero por medio de su goleador Herbert Cabrera, quien solo contra el guardameta somoteño no pudo definir y más bien le regaló el balón. Madriz en la última jugada del partido pudo marcharse con una derrota por la mínima luego que Migue Ángel cobrara un penal pero Marcos Landero se lo atajó.

Diriangén es el líder con tres puntos, le siguen Managua F.C. y Walter Ferreti con uno cada uno, mientras Madriz está sin puntos.