•  |
  •  |
  • END

En conferencia de prensa realizada esta semana en Miami, Florida, el promotor norteamericano de pelos parados, Don King, quien de hecho desde hace años su empresa viene en decadencia, anunció la próxima cartelera boxística prevista para el día viernes 17 de diciembre en el American Airlines Arena.

Pero lo más importante de esa actividad pugilística, es que Ricardo Mayorga está en los planes. Al fin, después de casi dos años, King lo anuncia para regresar al ring en una velada que tiene como combate estelar el duelo eliminatorio de peso pesado entre el cubano, Odlanier Solís 16 (12 KO)-0 y Ray Austin 28 (18 KO)-4-4.

Según la información brindada por Alan Hopper de la empresa Don King Productions, Mayorga aún no tiene rival confirmado, pero sí la categoría en la que reaparecerá que será en mediano (160 libras).

Ricardo, quien se encuentra en Miami, Estados Unidos desde hace más de tres años, vio su carrera congelada desde el pasado 27 de septiembre de 2008 cuando enfrentó a Shane Mosley y después de brindar una buena presentación terminó noqueado en el round número once.

Para el púgil pinolero estos son sus últimos cartuchos en el boxeo rentado, una carrera que le brindó estupendos dividendos, disfrutó y derrochó de sus ganancias con falsos amigos, y ahora que está descapitalizado vive junto a su familia su triste realidad.

A sus 37 años, Mayorga busca cómo recuperar un poco de dinero; esta próxima pelea en 160 libras es una oportunidad de conseguir en un futuro otras ofertas, aunque estando bajo la sombra de Don King las posibilidades se ven sombrías.

Ricardo aterriza a su próxima pelea con balance de 28 victorias (22 KO)-7-1. En su hoja de servicio se cuentan dos títulos mundiales en categorías distintas, 147 y 154 libras, además de haber sido uno de los dos nicaragüenses que más impacto provocaron en la Unión Americana.

Para los interesados en viajar y ver en acción a Mayorga en el American Airlines Arena, Miami, Florida, los precios oscilan de US$25 a 200 dólares.