•   ARLINGTON, Texas / MLB  |
  •  |
  •  |
  • END

Hensley Meulens asumió como coach de bateo de los Gigantes el pasado noviembre con una tarea complicadísima: hacer repuntar la adormecida ofensiva de San Francisco.

Y vaya el desempeño que han tenido sus bateadores hasta ahora en esta Serie Mundial, la primera para la mayoría. Los Gigantes han anotados 20 carreras en dos partidos en casa contra los Rangers de Texas para colocarse arriba 2-0 en el clásico al mejor de siete partidos, que pasa a Texas hoy sábado.

Se suponía que estos Gigantes iban a depender sólo de sus lanzadores.

“¿No es una locura? Cualquier cosa puede pasar, especialmente en la postemporada”, dijo el segunda base Freddy Sánchez. “Ojalá sigamos así”.

Esto es gratificante para Meulens, quien como jugador recibió el apodo “Bam Bam” por su violento swing y en alusión a un personaje de la tira cómica de “Los Picapiedras”.

Meulens no perdió el tiempo cuando le nombraron el año pasado, ya que inmediatamente viajó a Venezuela, Puerto Rico y la República Dominicana para presentarse y empezar a trabajar con sus nuevos bateadores.

No demoró en ganarse el respeto de ellos, impresionados con la rutina de 12 horas de trabajo diario de Meulens, su inagotable entusiasmo y energías para que mejoren. También ayudó el que el nacido en Curazao domina cinco idiomas.

“Tomé este trabajo el 2 de noviembre y es como que salí a correr y no he tenido un día de descanso desde entonces”, comentó Meulens tras la victoria 9-0 de los Gigantes en el partido del jueves.

Los Gigantes fabricaron siete carreras en el octavo inning el jueves, luego de anotar seis veces la noche anterior.

Durante la temporada regular, San Francisco marcó seis carreras o más en una entrada en sólo cinco ocasiones, pero lo ha hecho dos veces cuando más importa.

¿Sorprende semejante producción en los dos primeros juegos al considerar que fueron superados en carreras 20-19 por los Filis en los seis partidos de la serie de campeonato de la Liga Nacional?
“Pues no. En algún momento teníamos que hacerlo”, dijo Meulens haciendo una mueca. “Somos un equipo veterano. Ellos tienen un equipo más joven”. Los Gigantes pudieron capitalizar los errores del as de los Rangers Cliff Lee --propinándole su primera derrota de postemporada al vencerle 11-7 en el primer juego el miércoles-- y de C.J. Wilson el jueves. Colby Lewis tratará de contener a San Francisco en el tercer duelo.

Meulens reemplazó a Carney Lansford, luego que los Gigantes quedaron con marca de 88-74 la pasada temporada, a cuatro juegos de Colorado, el equipo que se llevó el wild card, y con 16 victorias más que en 2008. Pero ese equipo fue penúltimo en jonrones (122) en las mayores y el que consiguió menos bases por bolas (392). Quedaron 13ros en la Nacional en carreras.

Meulens pasó siete campañas en las mayores como jugador de cuadro y jardinero con los Yanquis, Montreal y Arizona, retirándose tras la temporada 1998. Su promedio de por vida fue de .220 con 15 jonrones y 53 remolcadas.

Fue instructor de bateo en Triple A con una sucursal de los Piratas de Pittsburgh en Indianápolis entre 2005-08.