•  |
  •  |
  • END

Aunque no he visto la pelea de Luis Pérez en Filipinas, contra el local AJ Banal, el resultado deja una sensación amarga. El nicaragüense noqueó al 1:47 segundos del séptimo round a su rival, pero aún así perdió por descalificación.

Según la información, el ex bicampeón mundial realizaba una buena presentación y hasta había provocado un corte en una de las ceja de Banal, producto de ese feroz ataque que puso en malas condiciones al filipino.

Sin embargo, lo inexplicable es que después de ese fuerte impacto, el referee quiso intervenir para proteger a Banal, quien retrocedía tambaleante y a punto de caer, pero Luis conectó otro buen golpe que envió a la lona a su oponente.

El filipino logró levantarse pero andaba perdido, dando vueltas sin rumbo como ‘zombie’, pero de forma increíble el árbitro optó por descalificar a Pérez aduciendo que golpeó cuando no debía a Banal.

De esta forma Luis fue despojado de una victoria merecida, y según una comunicación de su apoderado, Mario García, con su hijo Kendry, jamás imaginaba que en Filipinas fueran tan sucios.

“Ya no quiero decirlo, porque van a creer que sólo somos protestar, pero nos robaron. Luis le conectó la misma mano del Poblano (golpe con el que noqueo y se coronó ante el mexicano Genaro ‘Poblanito’ García 2007).

Banal se fue tambaleándose, quiso amarrar y el réferi quiso intervenir, en eso Luis sacó un golpe y lo dejó tendido”, escribió Mario desde Filipinas.

En el mensaje que envío el licenciado García, menciona, ‘Luis se echó en la bolsa al público, lo felicitaron, se tomaron fotos con él y todos le decían que era el ganador. Conseguiré el video”.

Las tarjetas en ese momento estaban así: 59-55, 59-55 y 60-54, todas a favor del filipino, algo que es obvio ya que peleaba en su propio país.