•   dplay@ibw.com.ni  |
  •  |
  •  |
  • END

Adrián Beltré rechazó una oferta de 10 millones de dólares por seguir con los Medias Rojas después de registrar 321 puntos con 28 jonrones y 102 empujadas; los Rangers de Texas, pese al importante aporte de Vladimir Guerrero durante la temporada con 300 puntos, 29 vuela cercas y 115 remolques, decidieron no ejercer la opción para 2011, posiblemente decepcionados por su inutilidad en la Serie Mundial. Los Mets de Nueva York se apuraron en retener al short dominicano José Reyes ejerciendo la opción de 11 millones; y los Yanquis se rascan la cabeza pensando en cómo manejar los casos de Derek Jeter y Mariano Rivera, para poder garantizar su continuidad.

Mientras todo eso ocurre, nosotros nos preguntamos qué irá a pasar con Vicente Padilla.

Los Dodgers han garantizado por los próximos tres años al zurdo Ted Lilly (7-4 y 3.52 en 12 inicios desde que fue obtenido de los Cachorros) por 33 millones de dólares, un contrato casi igual al que consiguió Vicente con los Rangers, cuando sus proyecciones eran estimulantes.

Colocando a un lado a Jeff Weaver, posiblemente descartado como Agente Libre, los Dodgers, que cuentan con Chad Billingsley y Clayton Kershaw, con expectativas alrededor de John Ely, Carlos Monasterios y Kenley Jansen, podrían tener que decidirse entre Hideki Kuroda (11-13 y 3.39) y Vicente Padilla (6-5 y 4.07), antes de verlos ingresar a la lista de Agentes Libres.

Si Padilla no hubiera estado tres veces entre los físicamente afectados, la posibilidad de pelearle el interés de los Dodgers a Kuroa, sería estimable, pero la organización que le pagó 5.025 millones por el uso de su escopeta derecha, obviamente tiene sus reservas.

Más allá de la frialdad de las cifras, Padilla mostró un excelente material con mejor control la madurez adquirida en varias de sus faenas, pero el temor por su fragilidad es inevitable, y ese será un serio problema al valorarlo, tanto en este momento por los Dodgers, como en el mercado de Agentes Libres si se ve forzado a realizar un aterrizaje en ese territorio.

Con las restricciones financieras actuales, se trata de una situación muy difícil para el pistolero pinolero ganador de 104 juegos por 90 reveses, a menos que se ajuste a propuestas discretas.

Vicente debe cuidarse al máximo en busca de un resurgimiento como el de Adrián Beltré, quien después de una temporada de 265 puntos con ocho jonrones y 44 impulsadas, impresionó con Boston y ahora se encuentra en plan de exigir.