•  |
  •  |
  • END

La historia de todos los duelos, incluido en el fútbol, es también una historia de pequeñas revanchas por cuentas pendientes, acumuladas a lo largo del tiempo o simplemente un torneo.

Hoy en Diriamba (3:00 p.m.), Diriangén, ubicado en la cima de la Cuadrangular del Apertura, tiene dos cuentas que resolver, dos espinas bien clavadas con su rival de turno, el Ferreti.

Los rojinegros le asestaron dos derrotas por similares 2-1 en la fase regular al Diriangén, y ahora debería preocuparles más cuando es evidente que Ferreti se perfila como candidato a disputar el título del torneo, pues los capitalinos están segundos en la tabla de posición con cuatro puntos, dos menos que los diriambinos.

Se trata de un duelo de revancha y hasta a “muerte”, porque Diriangén necesita demostrar si en realidad será capaz de revertir la historia reciente entre sí en caso que se midan en los dos juegos en los que se decidirá la supremacía del fútbol nacional.

Diriangén viene de mostrar una pobre defensa, discreto en la media cancha y menos mal que aprovechó los pocos chances que tuvo ante Managua F.C. –que creó muchas y definió una- para sacar una victoria 2-1 casi inmerecida el domingo pasado en el Estadio Olímpico.

En tanto, Ferreti logró en la jornada anterior algo que ninguno hizo en todo el torneo, vencer, y por goleada, al Real Madriz, que hasta esa fecha estaba invicto en Somoto. Un 3-0 suena demasiado convincente como para no tomarlo en cuenta y con las intermitencias de los diriambinos, los rojinegros saltan como favoritos a llevarse los tres puntos en Diriamba.

A ganar o ganar
En el otro encuentro de la Cuadrangular, en Managua (3:00 p.m.), ni Real Madriz ni Managua F.C. se pueden dar el lujo de regalar un punto más. Los Leones Azules, dirigidos por Mario Alfaro, eso han hecho en los dos primeros partidos. Contra Ferreti estuvieron adelante pero cedieron demasiado terreno en el complementario y les empataron el juego 1-1.

El domingo pasado fue peor, Managua F.C. tuvo para golear al Diriangén, sin embargo, nadie encontraba la puerta, excepto en una ocasión Edwin Herrera.

Al final con diez hombres, los capitalinos cayeron 1-2 ante unos Caciques que dejaron una enorme duda si en verdad merecen ser candidatos a la final.

Por eso, para el Managua F.C. (un punto) y Madriz (sin unidades), la única manera de mantener sus esperanzas de pelear clasificación es ganando hoy, y esperar que el resultado en Diriamba favorezca a esas intenciones de pasar a la disputa del título.