•  |
  •  |
  • END

Superioridad absoluta: ganó el Barsa 3-1 al Getafe (Messi a los 23, Villa al 34 y Pedro a los 65) y el Madrid 2-0 al Atlético (Carvalho en el minuto 13 y Ozil en el 18). Así que todo sigue igual en el fútbol español con el invicto Madrid líder por un punto (26-25), mientras se acerca el Clásico, el próximo 27 o el 29, en vista de la imposibilidad de jugarlo el 28 como lo fijaba el calendario, por las elecciones catalanas.

El fútbol cargado de poesía y música del Barsa, pudo haber logrado establecer una diferencia alarmante de acuerdo a las posibilidades fabricadas, que incluyen dos goles anulados a Messi, entradas malogradas de Villa y Pedro, y esa media docena de atajadas milagrosas realizadas por el brillante y espectacular Jordi Codina. El gol del Getafe, a continuación de la salida de Piqué por dos amarillas en el 68, fue consecuencia del penal ejecutado impecable y violentamente por Manu del Moral junto al poste derecho de Valdés.

El Madrid por su parte, con 20 minutos ejerciendo su autoridad e imponiendo su contundencia, estableció un 2-0 que no tuvo alteración y fue lo suficientemente tranquilizante, pese al esfuerzo desplegado por el Atlético de Madrid, que obligó a Iker a tres intervenciones marca “¡Wow!”, aunque quien trabajó casi sin descanso como “Hombre Araña”, fue el joven portero de 20 años, David de Gea, después de un inicio incierto.

Sigo impresionado por el accionar del incansable y desconcertante Lionel Messi. Marcó el primer gol recibiendo de Villa en el área y resolviendo de inmediato con esa precisión que lo identifica, utilizando su zurda para la estocada; entregó sobre la marcha a Villa, sacándole provecho a su tercer ojo y esa sutileza de espadachín; ejerció una oportuna presión sobre Cata Díaz, vacilante por un instante, para facilitar el desvío de un balón hacia la derecha, que se prolongó hasta la llegada de Pedro y su mortífero taponazo, estableciendo el 3-0.

Agreguen los dos goles que le anularon, uno de ellos por “off side” de Villa, las entradas a fondo neutralizadas por Codina, la búsqueda permanente de la maniobra definitiva, su par de disparos entrando al área, y su utilidad como permanente enlace tanto por la izquierda como por la derecha. ¡Diablos! ¿Cómo desconectar a Messi para afectar el engranaje de este Barcelona tan funcional? El argentino está involucrado en casi todas las gestiones. Es una maravilla.

El Barsa quedó con un hombre menos por la expulsión a Piqué –mano cayéndose dentro del área y penal-, lo que provocó una segunda tarjeta amarilla a los 68, pero a los 79, el Getafe pierde por expulsión a Boateng, y se ve frenado en sus pretensiones de resurgimiento.

El Madrid en tanto, con su juego vertiginoso de pases largos, escapadas, desequilibrio del enemigo y bombardeo constante, sentenció el juego muy temprano 2-0 con la penetración oportuna de Carvaho proyectándose desde la defensa, y el tiro libre que cobró Ozil con la izquierda paralizando a De Gea.

Con un punto atrás, el Barcelona se enfrenta el sábado al tercer lugar, el Villareal, mientras el Madrid se encontrará con el Sporting el domingo.

dplay@ibw.com.ni