•  |
  •  |
  • END

El cubano Miguel Pérez (2-1) cegó con sus disparos a los artilleros de León, para emerger como un verdadero Tigre en la colina y proyectar a Chinandega (7-2) a la victoria por blanqueo 3x0 ayer en la ciudad metropolitana.

Más allá de la llamativa racha de siete victorias seguidas del equipo chinandegano en la Liga Profesional, el dominio mostrado por Pérez fue impresionante. Uno a uno fue inyectado del veneno del carabinero antillano, que cabalgó durante 8.0 entradas de 2 imparables, conectados por Juan Carlos Urbina.

En la acera de enfrente tuvo a un gran oponente en el dominicano Juan Peralta (0-2), quien a pesar de perder el juego, se paró como feroz enemigo en busca de un mejor resultado.

El primer rasguño de los Tigres llegó en el segundo inning, cuando el canadiense Shawn Bowman descargó doblete y con dos out Esteban Ramírez metió imparable empujador de la carrera número uno.

Después llegó el duelo de pistoleros durante los siguientes episodios, hasta que en el séptimo, Esteban negoció boleto, Ernesto Garay se sacrificó, Adolfo Matamoros con rola al cuadro envió al corredor a la antesala que anotó producto de un wild pitch.

La tercera y última anotación de los Tigres fue en el noveno, mediante triple de Ronald Garth y un pitcheo descontrolado del relevista Jairo Pineda. Cerró el juego por Chinandega, Carlos Morla, que llegó a tres rescates.