Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |
  • END

El siete veces campeón mundial, Manny Pacquiao otorgó una ventaja considerable ayer a su rival en la báscula, marcando 144.6 libras, distante a las 150 que hizo el mexicano, Antonio Margarito, precisamente el límite en el que se pactó la pelea por el Campeonato Mundial vacante del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) que protagonizarán esta noche.

Pacquiao no se acerco al límite mediano Jr., categoría en la que se medirá hoy a Margarito, quien manifestó: “No puedo hacer más, no pude ganar más peso, porque no quería perder velocidad”, y luego agregó, “nos enfocamos en la velocidad, creo que ese será el gran factor para ganar la pelea”.

Margarito pesó 5.4 libras más que Pacquiao, pero el entrenador del filipino, Freddie Roach, explicó que la diferencia en el peso no es como para preocuparse.

“La defensa de Margarito es terrible y no puede tirar un golpe recto porque Manny se va a mover”, dijo Roach. “Manny estará en medio de él toda la noche. Tenemos un gran plan de pelea para él”, comentó.

Sin embargo, la diferencia de peso a la hora que suban al ring ambos púgiles será mucho mayor, pues explica el mexicano que llegará al ring alrededor de 160 a 161 libras.

“La diferencia de peso puede ser desigual, pero la preparación marcará la pauta”, dijo Margarito. “Yo me preparé bien y voy a ganar. Él tendrá la velocidad, pero yo tengo el poder para derrotarlo”.