•  |
  •  |
  • END

Esta tarde dos equipos capitalinos con historias tan disímiles pero en igualdad de condiciones se miden en el Estadio Olímpico del IND (3:00 p.m.) para disputar el segundo puesto de la Cuadrangular del Apertura, clasificatorio para la final del torneo de fútbol de Primera División.

Managua F.C., sublíder por gol average, enfrenta a un Ferreti que todavía no ha mostrado signos de recuperación. Sino, saquen cuentas: cerró la etapa regular con dos derrotas, y en los tres primeros juegos de la Cuadrangular resume una victoria, un empate, y viene de perder ante los Caciques del Diriangén 1-0, en una victoria merecida para los diriambinos.

Eso ha dejado en una situación difícil al Ferreti con sólo cuatro puntos acumulados, de nueve posibles, muy distante al club que había servido de ejemplo en la primera parte del torneo, de lo que puede hacer un grupo que pasa tantas dificultades y pese a eso logra buenos resultados.

Pero no todo está perdido para los rojinegros, bastaría un triunfo hoy para respirar nuevos aires, aunque es evidente que no será fácil dejar atrás a unos Leones Azules inspirados, y que han demostrado que pueden pasar por encima de cualquier rival.

Managua F.C. tiene una sola derrota en los últimos nueve partidos, acumulando en ese trayecto al menos un gol anotado por encuentro. En otras palabras, no es producto de la casualidad que los jugadores dirigidos por Mario Alfaro estén peleando la segunda plaza para disputar el título del torneo.

Sin embargo, los Leones Azules también tienen un asunto por resolver. Se trata del momento de definir; en sus dos primeros partidos han llegado más que su rival, sus primeros tiempos en esos duelos han sido un martirio para sus rivales del momento (Ferreti y Diriangén) pero les ha faltado puntería y por eso es que suman cuatro unidades porque en la cancha han merecido más.

Es alentador para los Azules venir de la mayor goleada que han logrado en todo el torneo con el 5-0 que vencieron al Real Madriz. Y aunque eso no implica que la historia se vaya a repetir con un rival que pesa más que Somoto, el haber afinado la puntería podría ser un elemento a su favor. El asunto es que ninguno de los dos puede parpadear porque le podría costar caro.

En el otro encuentro, Diriangén podría confirmar su clasificación a la final si lograra una victoria hoy en Somoto (11: a.m) frente al equipo local. Es lamentable lo que ha pasado con Madriz que ni siquiera un gol ha podido hacer en tres juegos, mientras los diriambinos han jugado perfecto en ese mismo trayecto.